Tecnología

El Gobierno reactiva las portabilidades en las telecomunicaciones

  • Habían sido suspendidas en marzo, cuando entró en vigor el estado de alarma

  • Al ser servicios esenciales, los operadores seguirán sin poder interrumpir los servicios

Una mujer consulta su móvil mientras espera en un aeropuerto. Una mujer consulta su móvil mientras espera en un aeropuerto.

Una mujer consulta su móvil mientras espera en un aeropuerto. / D. S.

El Gobierno ha acordado este martes reactivar las portabilidades en el sector de las telecomunicaciones, las cuales habían sido suspendidas el pasado marzo con motivo del estado de alarma por el coronavirus a fin de "restringir los movimientos de las personas".

No obstante, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, los operadores seguirán sin poder interrumpir los servicios de telecomunicaciones, al ser servicios esenciales, hasta terminar el estado de alarma, "incluso cuando los abonados no hayan procedido al correspondiente pago".

Por este motivo, las medidas incluyen un procedimiento que facilita a los abonados satisfacer las facturas pendientes de un modo flexible. Así pues, los operadores estarán obligados a ofrecer un fraccionamiento y aplazamiento de la deuda en la que hayan podido incurrir sus abonados desde la fecha de inicio del estado de alarma y hasta el próximo 30 de junio.

El plazo para realizar los pagos fraccionados será de seis meses, salvo que el abonado haya acordado libremente con el operador un plazo diferente, y no se podrán devengar intereses de demora ni se exigirán garantías para el fraccionamiento y aplazamiento.

El texto aprobado "pone fin" a la limitación de la portabilidad, esto es, a la capacidad de los usuarios para cambiar de operador sin cambiar de número, una de las primeras restricciones a las que dio luz verde el Gobierno el pasado marzo para "restringir los movimientos de las personas y de los técnicos" de las compañías.

Dicha reactivación ha sido, precisamente, uno de los temas más debatidos en los últimos días por parte de organizaciones de consumidores como la OCU, que defendía que ya "no había obstáculo alguno" para cambiar de operador tras el paso a la fase 1.

Según el Gobierno, una vez que todo el territorio nacional está ya en fase 1 o 2, la eliminación de las restricciones a la portabilidad "permitirá que el mercado de las telecomunicaciones recupere su dinamismo y plena operatividad", y que los ciudadanos elijan "los servicios que mejor se adapten a sus necesidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios