Tecnología

Moodyo, la compra acertada

  • Esta red de 'social shopping' ayuda a evitar adquirir productos de manera impulsiva gracias a las recomendaciones entre usuarios con gustos similares.

El social shopping o comercio social se basa en las recomendaciones de productos por parte de los propios usuarios, que son los que generan el contenido en las plataformas. Y es que el contacto entre usuarios y el intercambio de información sobre los artículos facilita que encontremos lo que buscamos.

Aquí es donde aparece Moodyo, una red social pensada para facilitar la compra eficiente en cuanto a "precio, localización y sobre todo, que se adecue a lo que necesita el usuario", de manera que evita las compras impulsivas, explica su CEO, Javier Padilla.

Frente a las tiendas on line tradicionales, que van directamente al proceso de compra, Moodyo interviene "en el proceso previo" a esta acción. Organiza los usuarios por perfiles: geek, deportista, trendy, hipster, aficionados a la decoración, etc. Una vez que el usuario se ha registrado, añade a sus amigos y comienza el diálogo con los usuarios de un perfil parecido, con lo que se obtienen recomendaciones de gente con gustos similares que ya tienen o conocen el producto en cuestión, con lo que al adquirirlo el riesgo de equivocarse es menor.

En Moodyo se pueden comprar videojuegos, juguetes, moda, complementos, electrónica, electrodomésticos y relojería de forma directa gracias a acuerdos con una veintena de proveedores. El sitio también está conectado mediante programas de afiliación con otras 50 tiendas como Amazon y Pixmania, entre otros.

A los usuarios con experiencia previa que interactúan en Moodyo hay que unir la variedad de marcas y los productos evaluados por especialistas. El usuario que encuentra un objeto que le interesa pulsa el botón Lo quiero para añadirlo a su lista de deseos, que comparte con sus contactos. Cuando lo ha comprado cambia al estado Lo tengo, de manera que puede compartir su experiencia con otros usuarios y convertirse en creador de tendencia. Y con el botón Mola ofrece a la plataforma Moodyo información sobre sus gustos para poder ofrecerle recomendaciones personalizadas.

Cofundada entre Javier Padilla y Álex Guerra, la primera versión de Moodyo vio la la luz en octubre de 2010 como una lista de deseos social. Y entre 2011 y 2012, esta "apuesta personal" de Padilla se transformó en una red de social shopping con sede en Dos Hermanas (Sevilla), que además de tener una versión web tiene aplicación para iOS. Los ingresos provienen por una parte de la venta directa y por otra de las comisiones procedentes de la afiliación.

Como explica su CEO, el perfil de usuario al principio era el de chicas jóvenes interesadas en la moda; después se sumaron los jóvenes aficionados a los videojuegos y los hombres a los que les gusta la tecnología y los gadgets.

En 2013 los miembros de la empresa estuvieron cuatro meses en Nueva York buscando partners para preparar el lanzamiento de Moodyo en EEUU. Sin embargo, Padilla matiza que primero quieren asentarse en España y después dar el salto a Europa y EEUU.

Los integrantes de Moodyo trabajan ahora en un nuevo servicio, la Foto-Tienda, para convertir a los lectores en compradores y a las imágenes, en una tienda. Y es que con esta utilidad, cualquier foto de los productos de Moodyo se puede incrustar en una publicación web, como por ejemplo en el post de un blog, y convertirla en una imagen interactiva con los botones Lo quiero y Lo tengo. El usuario puede así hacer una compra sin salir de la página y el bloguero obtiene una comisión por la venta. Padilla avanza que la empresa está negociando incluir esta utilidad en los servicios de un gran grupo editorial europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios