Innovación

Las andaluzas Aeorum y Tupl obtienen la marca EIBT

  • El certificado, que las acredita como Empresas de Base Tecnológica, reconoce la inversión en I+D y los productos innovadores

Control de seguridad por dron en la sede malagueña de Aeorum. Control de seguridad por dron en la sede malagueña de Aeorum.

Control de seguridad por dron en la sede malagueña de Aeorum.

Comentarios 0

Las firmas andaluzas Aeorum y Tupl, situadas en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga, han obtenido la marca EIBT, acreditación reconocida por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, propiedad de la Asociación Nacional de CEEIs Españoles (Ances), que las distingue a nivel nacional como Empresas Innovadoras de Base Tecnológica.

La marca EIBT reconoce a aquellas empresas que operan en alguno de los sectores de alta tecnología que realizan inversiones en I+D superiores a la media de otros sectores y además tienen un producto innovador, según han informado desde el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Málaga BIC Euronova.

En el caso de Tupl, se trata de una startup con sede central en Seattle (EEUU) y subsidiarias en Málaga y Tokio (Japón). La fundaron en 2014 un equipo de seis licenciados en telecomunicaciones malagueños que han desarrollado sus carreras profesionales en empresas multinacionales en varios países del mundo, principalmente España y EEUU.

El equipo fundador de Tupl desarrolló la primera solución comercial de Self Organizing Networks (SON) en 2004 mientras formaban parte de la empresa Optimi, que fue adquirida por Ericsson en 2010. Los miembros del equipo de Tupl son especialistas en Redes de Telecomunicaciones, Software e Inteligencia Artificial.

Ambas empresas se suman a la lista de 24 compañías malagueñas certificadas

En lo que respecta a Aeorum, esta empresa española especializada en desarrollos tecnológicos cuenta con una sólida trayectoria en el sector de la seguridad y defensa. La compañía comienza su actividad en 2009, como spin-off de la Universidad de Málaga y actualmente en sus laboratorios, 25 ingenieros desarrollan soluciones disruptivas en el ámbito de la robótica global.

Se basan en tecnologías emergentes relacionadas con la inteligencia artificial, comunicaciones, vehículos autónomos no tripulados, realidad virtual y visión artificial. El compromiso es el de trasladar las nuevas herramientas tecnológicas desde sus laboratorios a la operativa diaria de sus clientes, siempre siguiendo un modelo de gestión escalable.

De entre las soluciones de la empresa destaca un sistema avanzado de información para el control y gestión de flotas de drones y una plataforma de integración anti-drones basada en un núcleo de inteligencia artificial capaz de incorporar en un único sistema diferentes dispositivos de detección y neutralización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios