Entrevista a Itziar Miranda

“Amar es para siempre’ es un regalo que me dio la vida”

  • En ‘Amar es para siempre’ interpreta a Manolita Sanabria, personaje emblemático de la serie de Antena 3 que cumple 2.000 entregas

Itziar Miranda Itziar Miranda

Itziar Miranda

La próxima semana Amar es para siempre cumplirá 2.000 capítulos en la sobremesa de Antena 3. Una cifra que aumenta considerablemente si sumamos la anterior etapa en TVE. En ambas Itziar Miranda, en el papel de Manolita Sanabria, ha vertebrado las tramas de la serie.

–’Amar es para siempre’ cumple 2.000 capítulos en Antena 3 la próxima semana. Habiendo estado presente en todos, ¿qué balance hace de todo este tiempo en la serie?

–Esto ha sido un regalo de la vida. En una profesión tan inestable e intermitente, tener un trabajo así es un privilegio. He tenido la suerte de trabajar con actores y actrices a los que admiraba desde que era pequeña como pueden ser Pilar Bardem, Asunción Balaguer, Maica Barroso, José Luis García Pérez y muchos más. En esta serie no solo aprendes de la gente que lleva toda la vida en la profesión, sino también de la gente joven que entra con muchísimas ganas y no te dejan que te relajes. La energía de la gente joven te anima a seguir creciendo, es muy contagiosa. Luego está la historia que es muy bonita y relata lo que vivieron nuestros padres y abuelos en un país rico en cultura y en ideología. Todo ello tiene cabida en esta historia tan preciosa, donde cada uno defiende la suya desde el lugar en el que le tocó vivir.

–¿Cuáles son los puntos fuertes de la serie para permanecer tantos años en antena?

-Amar es para siempre se ha convertido en una costumbre española como la siesta. Pese al streaming, la mayoría de la gente la suele ver después de comer, cuando ya ha recogido la mesa y en un momento tan íntimo como es la siesta. En ese momento nadie interfiere. Yo llamo a mis familiares y amigos a cualquier hora, menos a la de la siesta. La serie ha pasado a ser una costumbre española más.

–Itziar Miranda ha crecido y madurado en la serie. ¿Manolita Sanabria ha significado así un antes y un después en su carrera?

–Sin duda. Yo entré en la serie con 25 años. Por aquel entonces era una niña. Durante todo este tiempo he aprendido muchísimo de los compañeros de reparto, realizadores, equipo técnico y del director. Nos han tratado con mucho amor y cariño en esta carrera de fondo que hemos hecho y que espero continúe muchos años más. He crecido como actriz y como persona. Entré soltera, sin hijos y estando en la serie ha sido madre Itziar y Doña Manolita. Hemos crecido juntas Manolita y yo. Un lujo.

–Manolita tuvo que afrontar momentos muy duros desde el primer capítulo de la novena temporada. Cuéntenos…

–Sí, la muerte de una hija. No hay nada más terrible para una madre. Es un momento terrible, ya que solo tenía 18 años. Además, se trata de una muerte oscura y envuelta en un halo de misterio. Ya no es solo el dolor de la pérdida, sino todas las circunstancias que rodean a este trágico suceso. Los guionistas no dejan de sorprenderme con giros maravillosos que me sacan de mi zona de confort.

Itziar sin caracterizar Itziar sin caracterizar

Itziar sin caracterizar

–Actualmente la serie se ambienta en 1978, ¿cuáles son los nuevos retos que debe afrontar Manolita?

–El año 1978 es muy importante, hubo un intento de golpe de estado por parte de los militares y contábamos con una democracia muy débil. La muerte de la hija también estará determinada por las circunstancias sociales y políticas de la época. En Amar es para siempre las tramas confluyen y se retroalimentan.

–En la serie el reparto se renueva año tras año. ¿Le resulta fácil tener que adaptarse constantemente a nuevos compañeros?

–Ese es otro regalo más. Para nosotros es como si cada año entráramos en una serie nueva. Al final la adaptación es un proceso natural. Llevamos mucho peor las despedidas a final de temporada.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios