Historia de la cadena musical

No, MTV es mucho más que un canal de videoclips

  • La cadena internacional que celebra su gran gala europea el 3 de noviembre nació como una 'caja de música' pero desde hace años cuenta con una parrilla juvenil de 'realities' y espacios de entretenimiento

Buggles en el primer videoclip que apareció en MTV Buggles en el primer videoclip que apareció en MTV

Buggles en el primer videoclip que apareció en MTV / MTV

Su nombre no engaña. MTV significa Music TV, tele de música, y ese fue su origen, su sentido, pero es mucho más desde que amplió su parrilla de videoclips a una cadena de vocación juvenil, descarada, de tendencias artísticas y con un entretenimiento de espíritu postadolescente.

Con MTV, una propuesta del productor Robert W. Pittman, se terminaba de inventar el videoclip. Con la música, a modo de las radiofórmulas, podía crearse una programación ininterrumpida de ritmo e imágenes incesantes. El 1 de agosto de 1981 salía en antena en las plataformas de cable estadounidense la señal de MTV, con los efímeros Buggles, que aparecieron cantando Video killed the radio star.

Video killed the radio star. Buggles

Fue el primer videoclip aunque años antes, en nuestro país mismo, Valerio Lazarov confeccionaba programas a partir de actuaciones ficcionadas de los cantantes. Y años antes, en los 60, Fernando García de la Vega hacía lo mismo pero con actores profesionales haciendo play back en Escala en Hi-Fi. Cuando en España sólo teníamos dos cadenas que apenas emitían un puñado de horas, en Estados Unidos nacía un canal de 24 horas de música. Una apoteosis en el televisor.

Los videoclips de los 80 eran una evolución de las apariciones de los cantantes en la pantalla, eran un escaparate promocional, de spots para vender discos, para vender muchos discos, y cada cantante pugnaría por tener su videoclip más lujoso, más esmerado, más cinematográfico. Y Michael Jackson fue la cúspide y la meta imposible para los demás con Thriller, dirigido por John Landis.  Sólo poco antes, por cierto, entraron en la parrilla los cantantes de piel negra. Era un negocio impresionante. 

Y el esfuerzo y mérito por hacer vídeos cada vez más originales, para copar la programación, en 1984 se instauraron los primeros premios de la cadena musical, los VMA, los Video Music Awards, cita donde en cada edición se premian las mejores obras visuales, sus intérpretes, sus canciones, sus fans... Eso derivaría ya en los años 90, en 1994, con hacer lo propio en Europa, los EMA, European Music Awards, con los artistas que aparecen en la cadena e ir premiando a los consolidados y a los novatos.

En pocas semanas con la canción adecuada y el conjunto o solista adecuado se puede pasar del anonimato al estrellato. De Madonna a los Basckstreet Boys, de Eminem a One Direction (con Niall Horan también por Sevilla). De Britney Spears a Katy Perry. De Shawn Mendes a Becky G, la presentadora de la gala del día 3, que podría ser la noche de Ariana Grande.

MTV ha sido siempre el empuje para ser número 1. Ahora hay más vertientes, más canales, más posibilidades, pero entre los espectadores de los años 80 y 90 para estar en el olimpo hacía falta integrar el vídeo en el canal estadounidense, que empezó a captarse en España vía satélite.

En el año 2000 se creó la señal propia española, integrada en las nacientes plataformas de pago.

Además del descubrimiento y promoción de cantantes la cadena de videoclips fue creciendo con una parrilla donde cabían los factuals y realities, tipo Jersey Shore y sus derivados (la convivencia y fiestas de un puñado de jóvenes con ganas de ligar), Catfish (a la caza de infieles), Teen Mom (las vivencias de madres adolescentes superadas por sus responsabilidades) o Jackass, bromas y desafíos de autolesiones que fue incluso llevado al cine. Y series de animación como Beavis and Butthead

Beavis and Butthead. MTV

En 1984 la multinacional Viacom adquirió MTV, que  además de sus versiones temáticas (sí, todavía existen sus versiones de non stop de videoclips) va de la  mano de otras cadenas del grupo como la siempre rompedora Comedy Central (en España descubrió un conjuntos de actores que hacían algo así como La hora chanante), Paramount Network o Nickleodeon (Nick y Nick Jr.) donde nació un ser que vive en una piña debajo del mar. 

MTV tuvo su mayor notoriedad en España en 2010, cuando saltó en abierto en la TDT y dio a luz a un docu-reality de gran éxito, Alaska y Mario. En 2014 volvió a estar solo en las plataformas de pago. 

Con su vocación de cercanía juvenil y de su fuerte implantación en España, sus EMA ya cuentan con cuatro ediciones en nuestro país: Barcelona, en 2002; Madrid, 2010; Bilbao, 2018... Y Sevilla 2019.

No es sólo el canal de los videclips, MTV es el canal de los jóvenes, con códigos que profetizaron los roles de las redes sociales, y es sobre todo el canal de las estrellas musicales. Sus más de 300 millones de suscriptores, con sus 500 millones hogares, en 82 países, lo volverán a comprobar el 3 de noviembre en Fibes.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios