Visto y Oído

Antonio Sempere

El Mañana

Atención con El día de mañana en #0. Una serie brillante. Que engancha desde el primer momento y no te suelta hasta el final. Con un reparto en estado de gracia encabezado por Oriol Plá (¿pero por qué se parece tanto en este personaje a José Mota?) y Aura Garrido. Una nueva perita en dulce auspiciada por Movistar.

Entusiasmado con ella, escudriño en las audiencias y me llevo la sorpresa de que el día de su estreno, el viernes 22 de junio, ni siquiera figuró entre los veinte programas más visto en los canales temáticos de pago. Teniendo en cuenta que el espacio que figuraba en vigésima posición fue seguido por 40.000 espectadores, quiere decirse que el primer capítulo de El día de mañana, contando con una campaña publicitaria tremenda, fue seguido en la noche de su estreno a la hora en que se emitía por menos de 40.000. Algo no me cuadra. Comprendo que las excelentes series que está estrenando Movistar se sigan bajo demanda. ¿Pero me van a convencer de que hay un millón de espectadores, o dos, o tres, que las siguen por este sistema? ¿Completas? Sinceramente, no me lo creo. Me llamarán tradicional, pero me cuesta asimilar estas cifras.

La serie dirigida por el veterano Mariano Barroso (como ocurrió con Félix o con Matar al padre) viene anunciándose todo el mes de junio. En los banners de los digitales. En paradas de bus. En todos los soportes. ¿Llegada la noche de su estreno en el prime time no reunió ni a 40.000 espectadores y su audiencia, bajo demanda, se multiplicó exponencialmente? Que no. Que me cuesta creerlo.

La más que recomendable serie El día de mañana tiene tanta calidad como el mejor cine que se estrena en salas. Ese cine (español) que cuando llega a las carteleras, si tiene suerte con algún distribuidor, no pasa de 5.000 espectadores. ¿Qué hacemos?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios