Entrevista a Elena Lietti

"En 'El Milagro' hablamos de la desorientación de la sociedad"

  • Sky estrena mañana una producción propia italiana en la que un prodigio milagroso sacude a la opinión pública italiana, con un país en el abismo

Elena Lietti es la primera dama de Italia en esta ficción Elena Lietti es la primera dama de Italia en esta ficción

Elena Lietti es la primera dama de Italia en esta ficción / Sky

La plataforma Sky estrena mañana martes bajo demanda El Milagro, serie de Niccolò Ammaniti, escritor italiano que por primera vez se pone tras las cámaras junto a varios realizadores. Una piscina abandonada es el lugar del inexplicable misterio de la historia, un suceso capaz de desestabilizar la sociedad italiana, que ya está a punto de explotar por otros conflictos y con el enfrentamiento con el resto de Europa. La actriz italiana Elena Lietti (Como loca, Il rosso e il blu) interpreta a la primera dama del presidente italiano, Sole Pietromarchi, una mujer atormentada. Explica a este periódico cómo es esta peculiar ficción.

–En una serie de trasfondo religioso como El Milagro ¿un espectador puede cuestionarse su fe?

–Pues ciertamente es una serie que induce a poner en cuestión la fe, pero cuestiona más el ser humano que la fe cristiana.

–¿Cómo es esta primera dama italiana en los tiempos revueltos que plasma esta serie de Sky?

–Sole es una mujer inquieta, una especie de animal en una jaula. Una señora que interpreta ante la sociedad un papel que va en contra de su naturaleza y por lo tanto no es responsable de sus acciones. Y se encuentra tan inestable como todo su entorno.

–¿El mundo algo distópico que narra su ficción cree que podría hacerse totalmente realidad con los cambios políticos vividos en su país?

–Refleja en gran parte la realidad. Más allá de las circunstancias específicas, El Milagro habla sobre la desorientación del hombre de hoy, al margen de un contexto político y social concreto como el que expone la ficción.

–¿Cuál su perspectiva de la sociedad italiana actual, cree que tiene tanto parecido con la que aparece en la serie?

–El sentido de desorientación y malestar del que habla la serie no sólo es el que está viviendo la sociedad italiana, hoy es algo que encontramos en toda Europa y a nivel global. Le puedo asegurar que ese malestar lo percibimos aquí, en Italia.

–¿Cree que España e Italia tienen una misma esencia y los espectadores españoles van a sentirse identificados con su historia?

–Creo que sí, pero en todo caso es algo que va más allá del origen geográfico porque lo que contamos es algo que tiene que ver con nosotros en general, como seres humanos. Da igual el lugar en el mundo.

–¿Qué aporta esta serie italiana que produce Sky en el panorama de las ficciones actuales?

El Milagro es una especie de pretexto, un mecanismo dramático que permite desencadenar unas reacciones. Explorar una serie de personajes principales que entran en contacto con el milagro.

–¿Qué le supone que su trabajo sea conocido en todo el mundo?

–Ojalá se cumpla. Lo que me da tranquilidad en este caso para mi es que tenemos un producto de calidad de este calibre y que se logren ver en todo el mundo. Cuanta más gente posible pueda contemplar la serie, mejor. Es necesario que existan producto audiovisuales de este tipo.

–¿Alguna vez ha asistido a un milagro como el que se narra en su serie?

–El último milagro ha sido precisamente el hecho de que alguien exigente como Niccolò Ammaniti me haya elegido como actriz para esta producción. No me lo esperaba, y ha sido un honor y una responsabilidad. Creo que ha sido milagroso.

–Entonces, ¿qué milagro le gustaría contemplar?

–Hay que pensar en milagros posibles: tener de nuevo la posibilidad de trabajar con personas como Ammaniti por supuesto, pero también me gustaría asistir a la oportunidad de trabajar con otros profesionales que tengan este tipo de creación que permitan que el actor desarrolle. Que contribuyan a un estudio de personajes tan profundo como se hace en El Milagro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios