Entrevista/Ancor, ganador de 'Maestros de la costura 4' "Convertir una afición en mi profesión es un sueño"

  • El valenciano, de 27 años y amante de la moda de los 50, quiere centrarse en su formación antes de arrancar su carrera

Es de bien nacido ser agradecido. Un refrán popular que, lamentablemente, hoy en día pocas veces se cumple. Salvo con Ancor, ganador de la cuarta edición de Maestros de la costura. Su nombre de origen guanche se traduce como 'guerrero', y Ancor lo es, pero también un trabajador incansable, un alumno perfecto y un compañero amable. Sin embargo ahora lo que está es fundamentalmente agradecido a la televisión, al jurado y a la oportunidad que se le ofrece de hacer carrera en el mundo de la moda. "El programa ha sido un regalo, lo he disfrutado mucho y la experiencia no me la quita nadie".

Ancor, alzando el maniquí dorado que le acredita como ganador. Ancor, alzando el maniquí dorado que le acredita como ganador.

Ancor, alzando el maniquí dorado que le acredita como ganador. / RTVE

Licenciado en Bellas Artes, ejercía como profesor de dibujo en una academia. A pesar de su juventud (27 años), le encanta la moda de los años 50 y antes de entrar a Maestros de la costura practicaba cosiéndole vestidos a su mujer, su musa, con la que tiene un niño de 18 meses.

–¿Le ha sido difícil mantener en secreto que había ganado 'Maestros de la costura'? (el programa se acabó de grabar hace meses).

–Ufffff, muchísimo. A quien me preguntaba le decía que estaba estudiando en Madrid, pero ya es que ni sabía qué decir (risas).

Ancor recoge el maletín con los 50.000 euros del premio de manos de Lorenzo Caprile. Ancor recoge el maletín con los 50.000 euros del premio de manos de Lorenzo Caprile.

Ancor recoge el maletín con los 50.000 euros del premio de manos de Lorenzo Caprile. / RTVE

–El secreto para triunfar ¿es proponerse ganar?

–En mi caso, fue mi mujer la que me apuntó al casting y no fui a cada prueba con la idea de ganar, sino de sacar provecho a todas las enseñanzas que estábamos recibiendo. Mi meta era aprender, evolucionar y mejorar. Yo ya con tener la mercería allí con todas las telas y demás a nuestra disposición, y con todos los consejos que hemos recibido de invitados y del jurado, ya me iba contento. ¿Sabe cuánto me gasté una vez que hice un álbum a mi mujer para subir a las redes? El piqué, las telas... un dineral. Por eso siempre he estado agradecido, porque era una oportunidad única para practicar.

–¿Cuál ha sido el momento más emotivo que ha vivido en el programa?–La final. Cuando Caprile dijo el nombre del ganador: 'Ancor', yo me sentí como el protagonista de una película.

–¿Y el más triste?

–Cuando me expulsaron pero no por perder, sino por tener que abandonar esta experiencia que estaba siendo única.

–El 'trap' se le resistió.

–Síii, ja, ja, ja. No es lo mío, desde luego. Todos fallamos en algún momento... Bueno, mi objetivo siempre ha sido hacer el mundo materialmente más bello. Siempre me han gustado las artes, y diseñar es un arte. A mí no sólo me gusta hacer un vestido, sino los zapatos, los complementos, el estilismo completo. Así que haciendo fotos una vez a mi mujer, un álbum de retratos clásicos al óleo, me di cuenta de que la ropa que llevaba en cada ocasión era esencial. Así empecé a apasionarme por la moda, y a experimentar.

Ancor, con la modelo que luce su diseño ganador, y los miembros del jurado. Ancor, con la modelo que luce su diseño ganador, y los miembros del jurado.

Ancor, con la modelo que luce su diseño ganador, y los miembros del jurado. / RTVE

–Todas las quinielas le daban a usted como ganador. Quizás por eso vivió la final con tanta tranquilidad, ¿no?

–Bueno, el nivel era altísimo. Lluís, sin ir más lejos, hizo un diseño en la final que lo puso muy reñido. Y Mili, Yelimar... había muy buenos concursantes. Yo entré al programa con miedo escénico, me daban pavor las entrevistas, y lo fui superando poco a poco. Por eso digo que para mí ha sido un antes y un después. Convertir una afición en mi profesión es un sueño.

–¿Qué proyectos tiene en mente, o en marcha?

–En mi caso, acabo de lanzar una pequeña colección de zapatos. Me planteé lanzar una colección cápsula, pero he preferido centrarme de momento en mi formación, en prepararme bien. Mi meta final es abrir un atelier propio, pero estoy abierto a todo. Yo me dejo guiar...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios