alaska. 'alaska & mario'

"Esto sería impensable en cadenas pegadas a la audiencia"

  • Paramount Network estrena las nuevas entregas cada domingo a las 21.30, con el viaje a México de la pareja

  • Para la cantante todo lo que haga más allá de la música "es un regalo"

Alaska y Mario Vaquerizo posan para este periódico en la promoción de su programa en Paramount. Alaska y Mario Vaquerizo posan para este periódico en la promoción de su programa en Paramount.

Alaska y Mario Vaquerizo posan para este periódico en la promoción de su programa en Paramount. / viacom

Es cantante, por encima de todas las cosas, con Fangoria, pero siempre es bienvenida cuando aparece por un plató. María Olvido Gara Alaska (Ciudad de México, 1963) es recordada por la generación infantil que la descubrió en La bola de cristal y a lo largo de estos años, desde aquel 1984, ha tocado todos los palos, desde ser jurado en Lluvia de estrellas a protagonizar una serie como la de El botones Sacarino y ser la anfitriona de un late show en Alaska y Segura. Abnegada esposa de Mario Vaquerizo desde 1999, un día decidieron que no les importaba abrir las puertas de su casa para la MTV. Con el reality Alaska & Mario, cada domingo en abierto en Paramount Network a las 21.30 (22.30 en MTV), en esta ocasión llegarán hasta México, a rastrear en sus raíces.

-Un día usted y su marido se animan a contar su vida ante las cámaras sin saber hasta dónde podían llegar.

-Y eso ocurre sin pensarlo. Te animas a hacer un especial y no te planteas que eso vaya a tener más recorrido. Comienzas un poco con sorpresa, la cadena te pide que sigas pero en ese momento tenemos que ponernos de acuerdos para coincidir Mario y yo. Alaska & Mario nunca se ha planificado. Ni en un solo capítulo. Pero tampoco pensamos de una temporada a otra qué vamos a hacer.

-¿Por qué han regresado ahora con el 'reality'?

-Porque se han dado las circunstancias para estar juntos varias semanas. Hay veces que no se puede hacer este programa. Es imprevisible. Y podemos disfrutarlo así porque este tipo de formato sería impensable en cadenas generalistas. Ésto es impensable en cadenas pegadas a las audiencias, a la actualidad. Nosotros vamos a nuestro aire y nos lo podemos permitir así en Paramount Network y MTV.

-Como sucede en otros realities¿se olvidan que están ante las cámaras?

-No, no te olvidas de las cámaras. Es que están ahí, a tu lado. Está el cámara y un técnico de sonido. Sabes siempre que están ahí.

-Entonces, ¿viven con ustedes, comen con ustedes?

-No, no pueden comer con nosotros porque esto no es la grabación de una película. Si vivieran con nosotros sería como un rodaje y este programa juega con otras reglas. Te puedes olvidar de que te están grabando, pero aquí las cámaras no están escondidas como en otros realities. Te puede dar igual que estén las cámaras, pero sabes que están a tu lado.

-¿Todo, todo, sale espontáneo... o preparan las situaciones?

-Seguimos la agenda que tenemos cada día, pero sin preparar nada de lo que va a pasar. Yo no pretendo hacer la situación más divertida, o ponerme más seria. Mario es más divertido ante las cámaras que que yo, pero porque él es así, como veis. Hacemos lo que tengamos que hacer en ese momento, pero no cambiamos nada por el programa.

-Pero a veces están hablando de algo o les sucede un accidente que ya se imaginan que acabará en los 'zappings'.

-Mientras estás viviendo lo que sucede no eres consciente de que acabarás en un zapping. Ni siquiera couando estamos solos los dos nos acordamos qué ha dicho uno al otro. En la televisión suena todo de otra forma y una frase sin importancia se transforma cuando queda grabada ante los espectadores. El mérito de lo divertido o interesante que salga cada capítulo es labor de la directora, Rosa, que entresaca todo lo que hay. Ella piensa en la audiencia.

-¿Alguna vez se fijan en los índices de audiencia?

-Qué va. Yo tengo tanta edad que vengo de un momento en que las auidencias no existían. No tengo esa impronta. No he crecido con esa impronta que tal vez sí tienen otros profesionales. Una vez que Mario y yo hacíamos otro programa juntos y nos despertaron por la mañana para mandarnos el dato de audiencia. A nosotros nos daba igual. Quiero que los programas vayan bien por todos los que lo hacen, pero tener más o menos audiencia no es una presión para mí. Yo es que vengo de otra época...

-¿Dejaría la música por hacer más televisión?

-Nunca. Mi profesión es la música, así que todo lo demás son regalos que te da la vida. Nunca me imaginaba que un día iba a hacer un programa en directo junto a Santiago Segura. Eso es un regalo ¿no?

-Usted y su marido son de los pocos de su gremio que encajan y son bien recibidos en todos los canales.

-Tiene mucho que ver con que a nosotros nos gusta ir a los programas. Vamos donde nos gusta y eso se nota. No me importa si es en un prime time de varios millones o en una televisión local. Hay muchos famosos a los que no les gusta la tele y a nosotros nos encanta porque vemos muchos programas. Y a mí me encanta también la radio.

-¿Salir en La bola de cristal eracasi como en un juego?

-En 1984 los profesionales de TVE no querían hacer televisión, todos estaban frustrados porque en realidad querían hacer cine. Me lo pasaba bomba en La bola de cristal. Yo había nacido con la tele en casa y muchas de mis grandes influencias son del televisor: Star Trek, La familia Monster. Afortundamente todo eso ha cambiado. A la gente que trabaja en televisión le gusta el medio.

-¿A quién se le ocurrió ficharle entonces? Ahora mismo sería increíble incluso que se produjera un programa infantil...

-La idea surge de la directora, Lolo Rico, que planteó hacer un programa totalmente distinto. También era increíble entonces que se sumaran al sábado Santiago Auserón, Faemino y Cansado, Pablo Carbonell o José María Cano. Eso se debía a que nadie medía la audiencia y se podían probar cosas realmente distintas. De todas formas La bola evolucionó mucho.

-Aquel programa era una osadía. Incluso para hoy lo es.

-Ahora se ha perdido esa osadía, pero es por la comodidad comercial. En 2011 hicimos el primer Alaska & Mario que surgió también como un espacio distinto. Y sólo se podía hacer en MTV, una cadena que estaba al margen de los principales canales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios