El mapa de 'Supervivientes'

Se rompió el amor: Colate nomina a Isabel Pantoja

  • El 'reality' empieza a bullir de nuevo con el nuevo reparto en las playas entre "jóvenes" y "no tan jóvenes"

Colate e Isabel en 'Supervivientes 2019' en la gala de este jueves Colate e Isabel en 'Supervivientes 2019' en la gala de este jueves

Colate e Isabel en 'Supervivientes 2019' en la gala de este jueves / Mediaset

Comentarios 0

A lo largo de estas tardes Sálvame orquestó una campaña para salvar a Chelo García Cortés para que no terminara en el palafito de Supervivientes del que ayer quedó liberado (es decir, vuelve a casa) Jonathan. Ahora allí aguarda Carlos Lozano tras enfrentarse (una vez más, Carlos no tiene problemas de bronquitis) con Dakota. La concursante surgida de las broncas de Hermano mayor tampoco tiene problemas para destapar la espuma de bilis en cualquier momento. A Lozano, que la tildó de vaga, como están siendo señalados todos estos ninis en bañador, le ha dicho que era "el abuelito de Heidi". Y se lió parda, por supuesto. A Jorge Javier Vázquez, por cierto, le dio tiempo a disculparse con Dakotita.

Chelo se salvó. Al palafito, decíamos, se fue Carlos; e Isabel Pantoja vuelve a estar nominada. La tonadillera se ha llevado todos estos días gimiendo y llorando en este valle de cocos. Justo cuando había remontado de moral y Telecinco ya no le mostraba tan efusivamente sus mimos, la ha nominado quien había sido su efímero amor por los cayos, Colate Vallejo-Nágera. La audiencia sigue en shock. Aquí va a arder Troya en estos próximos días. Otra vez los fans tendrán que salvar de las nominaciones a Pantoja para el martes que viene en Cuatro. Lidia Santos y la costurera granadina Violeta son los otros señalados para marcharse al mismísimo palafito.

A Isabel Pantoja, sufriendo por Honduras, se le acumula la tarea. Sus niños vuelven a estar peleados. Jorge Javier incluso quiso hacer Pedro García Aguado y mediar entre Chabelita y Kiko, que escritos así parecen que son de una serie de Boing que va a continuación de Somos osos.

El reality no deja de orquestar provocaciones para que surjan chispas. A partir de ahora el tablero queda dispuesto en dos playas, por un lado los jóvenes, toda la caterva de tronistas y similares; y por otro los no tan jóvenes, donde siguen Colate, Hoyos, Pantoja y Chelo, que parecen la delantera de los Juegos de Amberes. A mí, Colate, que los arrollo.

Los veteranos se ganaron estar en la playa de los señores, y los de ADN más juvenil, que son holgazanes y no pescan ni nada, a la playa de los abandonados. Si uno se toma Supervivientes como la comedia de una plazoleta todo se vuelve menos irritante. 

A Telecinco, por cierto, no le va a costar nada seguir arremetiendo contra las fugadas Azúcar Moreno. Por Sálvame aparecía este jueves un guitarrista que actuaba con ellas y que precisamente no tenía ganas de piropearla.

Supervivientes anoche anotó 3,5 millones, 20,4% de audiencia. En el prime time no hay mucho más. Ni en contenido ni en índices de seguidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios