Vivir

Adiós a las aulas

  • Los 329 colegios de la provincia viven sus últimos días de rutina escolar con fiestas y graduaciones

Se acabó la rutina. El curso escolar 2017/2018 ya es pasado y la despedida fue, como no puede ser de otra manera, multicolor y festiva. Todos los centros de la provincia -329 de Infantil y Primaria, más los de Educación Especial- aprovecharon los últimos días antes de las vacaciones estivales para organizar sus fiestas de despedida e incluso graduaciones para los pequeños que acaban etapa educativa. Ayer, viernes, fue el último día para el Segundo Ciclo de Infantil, Primaria y Educación Especial, etapas en las que en este curso han estado matriculados 84.857 estudiantes granadinos. Hubo música, helados, festejos, bailes y fiestas de la espuma, escenarios, banderolas, talleres. El lunes será el turno para los de Secundaria, Bachillerato, Idiomas, Enseñanzas Artísticas y Educación Permanente.

Se dejan atrás diez meses de esfuerzo y se ponen ya los cimientos de lo que será el próximo curso escolar. La maquinaria no para y ayer mismo la Delegación de Educación atendía las reclamaciones del CEIP Luis Rosales. Este verano se acometerán algunas de las mejoras solicitadas, de las que se hará cargo el Ayuntamiento, mientras que queda el compromiso de acometer una intervención más profunda cuando estén los próximos presupuestos generales.

En el Gómez Moreno también se festejó el fin del curso y la esperanza de que el próximo se pueda avanzar en algunas de las reclamaciones de las familias. El centro ha sido noticia en los últimos meses tras salir a concurso el servicio de comedor, un servicio que en los últimos quince años han gestionado los padres y que ha permitido al centro 'crecer', tal y como revelan los números dados a conocer por la dirección del centro. El ecocomedor gestionado por las familias ha sido uno de los alicientes para hacer que el centro pasara de los 70 alumnos de hace 18 años a los 270 de la actualidad. Anoche celebraron la llegada del verano tras un intenso mes de reivindicaciones para mantener el servicio, que han incluido el encierro en el colegio y la organización de talleres durante las tardes. Desde las familias se indica que la historia de su ecocomedor todavía no tiene escrito el punto final. "Más bien son puntos suspensivos...", señala el presidente de la Asociación Amigos de una Escuela Mejor, Jorge Mimbrero. A día de hoy, todavía no se ha adjudicado el servicio, al que optan varias firmas de restauración.

Son sólo dos de los 329 centros que ayer cerraron sus puertas hasta el próximo curso escolar. El lunes 10 de septiembre será de nuevo noticia el reencuentro con las aulas, con los compañeros de clase, viejos amigos y nuevas amistades. Mientras llega ese momento, son días de verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios