Vivir

La historia de La Zubia a través de sus Baños Árabes

  • El Ayuntamiento destina 385.000 euros a la restauración de este monumento declarado Bien de Interés Cultural en 2003

Los Baños Árabes de La Zubia. Los Baños Árabes de La Zubia.

Los Baños Árabes de La Zubia. / g. h.

El Ayuntamiento de La Zubia destinará 385.000 euros a la restauración de los Baños Árabes como nuevo atractivo turístico y cultural. El municipio va a iniciar una intervención para su recuperación y puesta en valor como activo patrimonial. Con un proyecto redactado por el arquitecto Fernando Acale Sánchez, la actuación va a suponer "la mayor inversión en patrimonio de los últimos años", según señaló el alcalde zubiense, Antonio Molina.

Los Baños Árabes de La Zubia son Bien de Interés Cultural desde 2003, con la categoría de monumento. La concejal de Cultura en el Ayuntamiento, Rosa Gamero, el arquitecto Fernando Acale, y el arqueólogo José Javier Álvarez presentaron esta semana el proyecto en el entorno de los Baños Árabes, con la presencia del Centro de Estudios Al-Zawiya.

El municipio pretende darle un sentido turístico y cultural al proyecto arquitectónico

Rosa Gamero explicó que ahora se va a acometer la primera fase del proyecto, la de restauración. "A continuación se le puede dar un sentido turístico y cultural, puede albergar un puesto de información municipal... Será un proyecto con muchas posibilidades, por supuesto abierto a la ciudadanía y para el disfrute de las vecinas y los vecinos de La Zubia", comentó la edil de Cultura.

Será una intervención de gran calado, que permitirá "la correcta visualización y percepción del edificio, proporcionando una adecuada lectura formal y conceptual del monumento", según Fernando Acale. Sobre una superficie de algo más de mil metros cuadrados, el equipo de intervención se plantea limpiar y dignificar las perspectivas visuales de la edificación, de los siglos XII y XIII, "anulando o mitigando la visión de edificaciones colindantes, que distorsionan la percepción y del bien" y, por otro lado, "la realización de intervenciones que permitan la lectura contextualizada del monumento en un entorno donde se tenga en cuenta la evolución histórica del ámbito", en palabras del propio arquitecto redactor.

Además de los baños y las ruinas del 'funduq' (albergue), la parcela contará con un jardín o huerto de acceso, diseñado con recursos propios de la arquitectura local del mundo rural: albercas de agua, parterres con huerto y frutales, solerías de ladrillo, empedrados y alpañatas, etcétera. De esta forma se trata de contextualizar el edificio en un entorno formalmente similar al que sería el suyo en su época de construcción, un entorno eminentemente rural, de huertas y frutales, como se presume podría ser el contexto de la alquería al que estos baños daban servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios