Vivir

La Fuente de los Agujeros de Huéscar consigue la 'medalla' de lugar histórico

El Ayuntamiento de Huéscar, a petición del grupo de Ciudadanos en el pleno, ha conseguido el reconocimiento histórico de la Fuente de los Agujeros, en el entorno de La Sagra, como ubicación de la verdadera Fuente del Guadalquivir, tal y como señalan gran parte de los expertos en la materia.

Según explicó el portavoz de Ciudadanos en Huéscar, Ramón Martínez, para argumentar su propuesta, el Barbata o río Huéscar nace en el valle situado al este de La Sagra y su cabecera actual es la Fuente de Montilla, pero debido a la mano del hombre ha pasado de ser la auténtica cuna del Guardal a ser la más extrema del Barbata.

El caudal del río depende en gran parte de la influencia nival, por lo que la nieve acumulada en las cumbres de La Sagra y en la Sierra de Guillimona influyen de forma decisiva en el aumento del caudal, especialmente durante los meses de abril y mayo. Corriendo de norte a sur por un valle casi rectilíneo, se trata de un río perfectamente integrado y encauzado, represado por un centenario muro de sillería de aspecto romano que lo mete íntegramente en la Acequia de Montilla para que se lleve por cotas mucho más altas a la derecha del valle a regar la vega del Altiplano de Huéscar.

En ese recorrido, apuntó Martínez, la denominada Fuente de los Agujeros se convierte en el manantial más lejano y abundante del río, situada en un pequeño valle en la vertiente sureste de Sierra Guillimona y frente al majestuoso pico de La Sagra. "Esta fuente es la del Barbata y la del Guadiana Menor; un manantial que nace a los pies de una loma en diferentes puntos actualmente protegidos por una caseta y que canaliza parte del caudal a una conducción que lleva el agua para abastecimiento y riego a la localidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios