Lectura

Una de antihéroes con balón de fútbol

  • Un libro recoge la historia negra de 24 jugadores del Granada CF presentes en las tragedias del club

Una de antihéroes con balón de fútbol Una de antihéroes con balón de fútbol

Una de antihéroes con balón de fútbol / G. H.

Es difícil encontrar libros de deporte que cuenten las miserias. Normalmente se centran en contar historias heroicas, grandes logros y cuentos de superación y sacrificio. Por eso, Los Antihéroes del Granada CF es un especie rara avis en las estanterías de matera deportiva de las librerías.

Se trata de un repaso a la historia negra del club de fútbol de la ciudad a través de sus protagonistas. Se trata de 24 relatos cortos donde José Manuel Quesada (Granada, 7 de diciembre de 1984) expresa su granadinismo a través ese gen inherente al sufrido seguidor del equipo de la ciudad: las decepciones.

“Lo más normal es buscar las glorias deportivas. Pero el Granada da pie a la historia negra. Es muy fácil encontrar historias así en el club”, explica el autor del libro, que se publicó en diciembre del año pasado y que espera que para las próximas fechas navideñas vuelva a ser un regalo para aquellos granadinistas con inquietudes más allá de lo que sucede en el campo.

Los Antihéroes del Granada CF se puede seguir encontrando en la librerías Picasso, Babel, Nueva Gala, y otras más pequeñas de barrio como Rueda en La Chana, o en Parque Almunia.

“Es un mercado limitado. En la misma ciudad hay pocos seguidores reales del club. También es una editorial pequeña (Aliar Ediciones, que estaba fundada por el fotógrafo Paco Ayala, fallecido el pasado verano), sin grandes ediciones, por lo que no aspiramos a ser un best seller, describe el circuito comercial de su libro este abonado que por primera vez se sacó el carnet en los años de Tercera División.

Todo empezó por las ganas de contar historias que le transmitían sus familiares acerca del Granada. Le añadió la curiosidad y lo que empezaron siendo charlas camino de Los Cármenes se convirtió en una serie de publicaciones en diferentes páginas web relacionadas con el club, una de ella del grupo federado de peñas, de sus amores, relata Quesada.

Al lector más joven le “sorprenden muchas historias de jugadores de los 70”, cuenta Quesada de un libro que no está ordenado cronológicamente, que salta de una década a otra, y que hace que la lectura no sea lineal. Se pasa del paraguayo Gustavo Benítez al primer ghanés de la historia del club, Prince Amoako.

José Manuel Quesada, autor de Los Antihéroes del Granada CF José Manuel Quesada, autor de Los Antihéroes del Granada CF

José Manuel Quesada, autor de Los Antihéroes del Granada CF / J. J. M.

Sin olvidar la última época gloriosa: “Están, lógicamente, Dani Benítez con su historia del positivo, o el Tin Angulo, que ni llegó a vestirse nunca con la camiseta del equipo. Es tan de antihéroe... Del último año en Primera, la verdad es que la mitad de la plantilla podría ser un antihéroe”, lamenta Quesada.

El libro crece con cada historia, relatada con el asombro de ir descubriendo que a cada protagonista, la fábula le iba a gustando más. Pero tiene su preferida, aunque le resulte difícil escoger: la de Ladislao Mazurkiewicz, que como no podía ser de otra manera, apenas jugó en el Granada a pesar de que estaba considerado como el mejor portero del mundo en los años 70.

“¿Y cuál es el antihéroe por antonomasia del libro?” “’Pocholo’, está claro”, contesta el escrito. Lo cierto es que no hay otro como él. Juanjo Martínez, central de la temporada 2002-03, que frustró un ascenso a Segunda División B al despejar (y meter) en su propia portería un balón fácil de gestionar.

Era el descuento y, para muchos, la constatación de la historia negra del Granada CF. “Casi todos los demás van a su rebufo”, sonríe Quesada, al que uno de sus antihéroes, Pepe Aguilar, le pidió un libro.

Quesada nunca pensó en escribir un libro. La pasión por el fútbol le llegó antes que la de las letras, como a casi todo el mundo. Ahora, el gen de la escritura se le ha enquistado y sólo lamenta la falta de tiempo para acometer una segunda parte de sus antihéroes (“material hay, y de sobra, por ejemplo de Candi”).

Mientras, tanto, Los Antihéroes del Granada CF se convierte en una lectura fácil tanto para amantes de lo rojiblanco como para aquellos que busquen una lectura amena y ágil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios