Noche en Blanco Insomnio por la cultura

  • Más de 300.000 personas acuden al reclamo de la cita de la ciudad con el entretenimiento callejero 

Insomnio por la cultura. Unas 300.000 personas participaron en las actividades. Insomnio por la cultura. Unas 300.000 personas participaron en las actividades.

Insomnio por la cultura. Unas 300.000 personas participaron en las actividades. / Photographers Sports

Cuando granada despertaba de la resaca del Día De la Cruz, la agenda forzaba a darse una ducha y salir a la calle. Con planificación previa en el mejor de los casos o con el plan de ir picoteando de cada plaza.

En cuestión de horas en lo que cualquier otro sábado habría sido un paseo por el centro de la ciudad tranquilo y bucólico, hoy es un asalto al cerebro continuo,  a quemarropa. Gira una esquina y hasta el sueco más despistado se encuentra en mitad de una escena viva: puede ser un concierto, una exposición, un taller de robots o un escenario de baile (desde medieval hasta swing). 

La masiva afluencia de público obligó a cortar los accesos al centro y el Albaicín

Seguimos el paseo. Turbas de personas, muchas de ellas preguntándose entre sí...”y estos quiénes son”. Y una sensación conjunta entre los habitantes de esta ciudad: “¿por qué esto será solamente un día al año?”. 

Granada celebra la séptima edición de la Noche en Blanco donde durante 12 horas la cultura en casi todas sus aristas están dándose juego en la calle. Muchas calles y muchas manifestaciones. 300 actuaciones en 150 espacios. La toma de Granada con la fuerza de la pluma y unos vecinos que responden con agrado a la parálisis de la cotidianidad si hablamos de entretenimiento. 

El Ayuntamiento vaticinaba la asistencia de más de 220.000 personas a la cita de este año, casi la población de Granada en la capital. Como si cada señora y señor de cada uno de los barrios saliera al centro de la ciudad, ojo. 

Concierto en el Mirador de San Nicolás. Concierto en el Mirador de San Nicolás.

Concierto en el Mirador de San Nicolás. / Photographers Sports

El Consistorio también cifraba la ocupación en un 90%, “un lleno técnico” para un fin de semana que no podría fallar: Día De la Cruz y Noche en Blanco en 48 horas, un caramelo para locales y turistas. Dos citas de lente de aumento para las características más señeras de esta ciudad, bares, fiesta, diversión y cultura. 

La celebración de la Noche en Blanco se está desarrollando sin incidentes y con mucha afluencia. Tal es así que la Policía Local ha tenido que cortar los accesos al Centro debido a la masificación de personas que están acudiendo a las distintas plazas y edificios con actividades durante esta noche haciendo uso de su libre albedrío.

Según la información facilitada por la Policía Local de Granada, no se puede circular por Reyes Católicos o Ganivet para garantizar la seguridad de la Noche en Blanco en la zona Centro.

El Albaicín es protagonista de esta edición al conmemorarse el 25 aniversario de su declaración como Patrimonio Mundial por la Unesco

Además, los accesos en coche al Albaicín por la Acera del Darro también están prohibidos ya por la aglomeración de gente y la cantidad de personas que ocupan esta vía para llegar al barrio que este año se convierte en protagonista de esta noche con motivo de su 25 aniversario como patrimonio.

De hecho, allí comenzó a las 20:00 horas el acto oficial de inauguración de la Noche en Blanco con un concierto en el Mirador de San Nicolás de la Banda Municipal de Música, por lo que el interés despertado por el público para este acto ha hecho que desde esa hora las calles hayan priorizado la circulación peatonal.

El centro tuvo que ser cortado al tráfico rodado. El centro tuvo que ser cortado al tráfico rodado.

El centro tuvo que ser cortado al tráfico rodado.

Se trata de la segunda jornada consecutiva en la que se tiene que cortar el tráfico ya que ayer con motivo del Día de la Cruz también se limitaron los accesos de vehículos en Reyes Católicos, por ejemplo, también por la gran afluencia de personas que estaban en las calles celebrando la fiesta de las cruces. 

La mañana estuvo dedicada a los paseantes más madrugadores, aquellos que no tenían resaca de la noche anterior se encontraron con mercados de artesanía tanto en el centro como en el Albaicín que hicieron su agosto sobre todo con los turistas. 

La tarde, en cambio, se convirtió en territorio infantil con actividades que priori no son especialmente culturales pero que llenaron gracias a su atractivo: talleres de patinaje, de reciclaje, perros policía y vehículos del cuerpo que hacían a el gran efecto llamada para las familias.

Centro Lorca. Centro Lorca.

Centro Lorca.

 

Si hubiera que nombrar un ganador, sería los conciertos y los espectáculos de baile en la calle. Museos como el Centro Lorca no fue un gran reclamo, debido sobre todo, a que no ofreció nada diferente a cualquier otro día del año. 

Los conciertos fueron los reclamos más 'made in Granada'

Se fue la luz y el ambiente callejero ha cogido ritmo. Las calles se llenan y los bares también. Son horas para la cultura gratuita en una noche para soñar despierto. Se va el sol y como en Abierto hasta el amanecer...empieza lo bueno. 

Los conciertos, como el del Palacio de Congresos que acogió a los  grupos MOJO, Dorian Grey y Mamá Baker, fueron los reclamos más ‘made in Granada’ aunque se tardó en cogerle el pulso. No llenó pero se mantuvo con un respetable aforo hasta el final. El concierto de mezcolanza dirigido por Antonio Arias en el Corral del Carbón también recogió una buena parte del público que demostró que lo que más gusta en Granada es la música. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios