Salud

Pacientes granadinos desafiarán al cáncer subiendo al Teide

  • El grupo granadino Deporte y Vida lanza por segundo año consecutivo su proyecto 'Retos de altura frente al cáncer'

  • Enfermos y supervivientes de cáncer de mama recorrerán a pie 31 kilómetros hasta ascender a la cima más alta del país

Parte del Grupo Deporte y Vida, en plena preparación física para subir al Teide Parte del Grupo Deporte y Vida, en plena preparación física para subir al Teide

Parte del Grupo Deporte y Vida, en plena preparación física para subir al Teide / Facebook

Comentarios 1

Cinco mujeres y un hombre diagnosticados con cáncer de mama afrontarán el próximo junio un reto de superación personal y solidario: subir desde la Playa Socorro de Tenerife hasta la cima del Teide. Un recorrido de 31 kilómetros en la modalidad de trekking con un largo ascenso de casi 4.000 metros de desnivel. Bajo el nombre Retos de Altura Frente el Cáncer, la iniciativa pretende evidenciar la relación entre el deporte y la vida y demostrar que los límites no los marca la enfermedad.

En el proceso de afrontar y enfrentarse a la nueva realidad, que representa un impacto en todas las dimensiones constituyentes de la persona, son muchos los pacientes que, en una demostración de fortaleza, lucha y coraje, y en manifiesto a la propia vida, se marcan objetivos y retos para plantar cara a este rival a batir, el cáncer.

El pasado año, otro grupo de pacientes, ya hicieron travesías de trekking en zonas de media y alta montaña de la geografía granadina y subir al Teide fue el culmen de este recorrido, que no pudo completarse por motivos técnicos.  

Amalia fue una de las expedicionarias y este año participa de nuevo en la iniciativa. Esta profesora de educación física diagnosticada con cáncer de mama sufrió una cronificación de la enfermedad derivada en una metástasis ósea

Esto no le ha impedido participar en estos desafíos que la motivan de manera especial y recalca que "la importancia de la actividad física en la asimilación y eliminación de los restos tóxicos de los medicamentos usados en los tratamientos, es lo que mejora sin duda la calidad de vida". 

Amalia, a la izquierda, y otra paciente en el reto Teide 2018 Amalia, a la izquierda, y otra paciente en el reto Teide 2018

Amalia, a la izquierda, y otra paciente en el reto Teide 2018 / Facebook Grupo Deporte y Vida

Amalia también hace hincapié en "las barreras vienen de otros planos emocionales y mentales", pero que "con trabajo y dedicación se puede hacer una vida normal, dentro de las limitaciones que puedan poner los tratamientos".

La paciente también hace un llamamiento a la gente "para que se mentalicen de que que la enfermedad está ahí, pero hay que perderle el miedo, porque el miedo paraliza y hace que no puedas reaccionar", además de la necesidad que tienen los enfermos de cáncer de que se siga investigando porque para ellos ''la investigación es la esperanza".  

El reto, además de ser un proyecto deportivo de superación personal, es una iniciativa solidaria en la que participan voluntarios que se van a encargar de la preparación, el seguimiento y el entrenamiento físico previo de los participantes para que el recorrido se lleve a cabo sin poner en riesgo su salud. Además, dos enfermeros acompañarán al grupo en la travesía, uno de ellos es Antonio.

En un intento de unir vocación y afición, este enfermero del PTS es uno de los fundadores del grupo abierto que impulsa estas iniciativas enfocadas a nivel provincial y constituido por supervivientes, personas que acaban de someterse a un proceso oncológico e incluso algunas que actualmente están en tratamiento.

Además, algunos familiares por su afición común al deporte y por compartir esa "especial sensibilidad y concienciación de lo importantes que son este tipo de actividades", también son miembros activos del grupo.

Pacientes y voluntarios en reto Teide del año pasado. Pacientes y voluntarios en reto Teide del año pasado.

Pacientes y voluntarios en reto Teide del año pasado. / AYTO.Huétor Tájar.

Antonio señala que no hay ningún tipo de requisito para participar en el proyecto, siempre y cuando "el rendimiento físico se lo permita", e incluso cree que este tipo de desafíos son "muy ilusionantes" y "terapéuticos" para las personas que padecen la enfermedad.

Además, es un "broche de oro" para aquellas que acaban de superarla. Antonio señala que el proyecto está dirigido a personas que padezcan cualquier tipo de diagnóstico, ''pero que este año ha dado la casualidad de que todas personas que se han interesado han sido afectadas por cáncer de mama".

La iniciativa se va a incluir como una de las actividades enmarcadas en la décima edición de la Carrera de la Mujer contra el cáncer de mama, que se celebrará en Granada el próximo 9 de junio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios