Vivir

El peligro oculto de San Valentín

  • Investigadores de UGR alertan de que la aceptación de mitos románticos puede conducir a la violencia de género

  • Los jóvenes parecen mantener creencias que no favorecen el respeto mutuo y la igualdad

La campaña de San Valentín promociona todo tipo de mitos románticos. La campaña de San Valentín promociona todo tipo de mitos románticos.

La campaña de San Valentín promociona todo tipo de mitos románticos. / G.H

Los expertos avisan, la aceptación del amor romántico y de sus mitos relegan a la mujer a un segundo plano, en el que se puede llegar al extremo de la violencia de género. Investigadores de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada advierten del peligro que conlleva interiorizar los mensajes mitificados sobre el amor entre parejas.

La investigación, que ha evaluado cómo interiorizan los falsos mitos del amor romántico jóvenes de entre 18 y 35 años gracias a una encuesta realizada a 153 participantes, ha arrojado datos preocupantes. Por ejemplo, un 86 % de los jóvenes creen que no se puede ser feliz sin pareja, con el afecto a la autoestima que ello conlleva. Sin embargo este no es el más peligroso de los mitos románticos tan arraigados en los jóvenes.

Sólo un 13,7% de los encuestados opina que se puede ser feliz sin relación de pareja

El 70% de ellos opina que "el amor lo puede todo", que sólo existe una "media naranja" y que "el amor es ciego". Sólo un 13,7% cree que se puede ser feliz sin pareja, por lo que queda patente la vigencia de la idea del amor romántico en una sociedad moderna como es la española.

El profesor del departamento de Psicología Social de la Universidad de Granada, José Miguel García Ramírez, director de esta investigación desde el 2014, transmite su preocupación por la consolidación de estos mitos entre las mujeres y su aumento en los hombres.

Estos mitos llevan aparejados el peligro de situar a las mujeres como meros seres pasivos que han de ser protegidos por un hombre. Nos muestran a la mujer ideal como sinónimo de paciencia, de dulzura y compresión, así como de tener el papel de cuidadora en la familia. Los hombres tampoco se benefician de la idea que transmiten estos mitos. El hombre ideal tiene que ser capaz de mantener a la familia, ser agresivo y valiente. Atributos propios de una sociedad machista y antigua, que no se corresponde con una sociedad democrática donde los valores de respeto e igualdad deben estar presentes en todo momento.

De la investigación dirigida por García Ramírez se deduce que estas creencias no han cambiado tanto como deberían a lo largo de las últimas décadas y que tienen una amplia aceptación entre los más jóvenes, por lo que será difícil atajar el problema de la violencia de género sin antes cambiar la mentalidad de los futuros novios, maridos y padres.

En propias palabras de José Miguel García Ramírez, "se debe atajar el arraigo de esta serie de mitos desde la raíz, con campañas de sensibilización que eviten estas situaciones y eduquen en valores contrarios a ellos".

El investigador y profesor recomienda hacer entender a los jóvenes de que el amor es algo muy distinto a los mitos que nos transmiten campañas como la de San Valentín, que se basa en el respeto mutuo y la igualdad.

Es importante la labor de la educación sentimental desde la infancia en el tema de las relaciones de pareja, en parte por la incredulidad de los más jóvenes y su exposición a medios de comunicación y redes sociales que comparten este tipo de mitos y creencias sobre el amor romántico, los cuales pueden resultar en violencia machista.

En el pasado año la violencia de género conllevó la muerte de 49 mujeres, 5 más que el anterior, con la escalofriante cifra de 652 víctimas mortales en los últimos 10 años. Con el 20% de las víctimas menores de 30 el pasado año urge tomar medidas para erradicar estos mitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios