cultura nipona

La puerta para volver a descubrir Oriente

  • Granada se está convirtiendo en uno de los puntos clave en las relaciones con Japón

  • Son muchas las entidades que tratan de dar a conocer la cultura del país asiático

El cosplay es uno de los pilares fundamentales de los salones del manga. El cosplay es uno de los pilares fundamentales de los salones del manga.

El cosplay es uno de los pilares fundamentales de los salones del manga. / reportaje gráfico: Álex cámara / g. h.

"Granada fue la puerta para descubrir Europa y ahora queremos que sea la puerta para descubrir Oriente". Así define José Luis Mendoza el objetivo principal de Alsolnaciente, un proyecto que ha puesto en marcha, junto a Mitsuo Tanikawa, para acercar la cultura japonesa a la ciudad de la Alhambra. Según detalla su compañero, el proyecto se estructura en cuatro áreas (industria, cultura, turismo y universidad) para tratar de potenciar al máximo la economía granadina.

Ambos insisten en que por 'cultura' no entienden conceptos como 'manga' o 'anime', sino que conciben el término de una forma más amplia, cercana a la definición que dio a finales del siglo XIX: "la cultura es aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres, y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre".

La asociación Crossover se preocupa también de la vertiente comercial, con eventos diferentes

A lo que ellos aspiran, en palabras de Mendoza, es a saber cómo Japón logró pasar de una sociedad feudal a ser una de las potencias mundiales, e implantar esa respuesta en Granada.

Todo comenzó cuando Tanikawa, que estudió Filología Hispánica en la UGR, regresó a la ciudad. Explica que, en su época universitaria, Granada y Málaga estaban a la par, pero cuando regresó 40 años después, la ciudad de la Costa del Sol ha sufrido un cambio radical, mientras que la capital nazarí , pese a tener "mucha potencia", seguía igual.

Fue así como comenzó a pergeñar lo que hoy es Alsolnaciente, un proyecto que, poco a poco, se ha ido concretando en distintos actos, como el hermanamiento con la ciudad de Osaka, que para Tanikawa "tiene muchas similitudes con los andaluces".

Tanto Mendoza como Tanikawa reconocen que el proyecto es algo "a muy largo plazo". Reconocen que existe ciertos problemas administrativos, pero también que el plan sigue avanzando pese a todo, y eso es lo importante.

Mientras tanto, Granada sigue mirando hacia el país asiático. Junto a ellos, en la ciudad existen varias iniciativas que buscan dar a conocer el "Japón, Japón", como lo define Mendoza, a los granadinos. Una de ellas es la asociación Crossover, que buscan acercar este mundo a través del ocio, según reza su página web.

A diferencia de Alsolnaciente, la entidad sí que se preocupa de la vertiente más comercial de esta cultura, pero lo hace a través de dos eventos muy diferenciados: Ficzone y Japón en Granada.

El primero es un salón del manga, celebrado en la Feria de Muestras de Armilla, donde es posible encontrar juegos de mesa, talleres, videojuegos, cosplay,... Mientras que el segundo "es una semana dedicada a promocionar la cultura japonesa en Granada", como lo define Nacho Cabrero, representante de la asociación.

Este último evento busca, en palabras de Cabrero, dar a conocer la cultura nipona en su totalidad, incluyendo aspectos como tradiciones, economía, religión,... Con esta idea en mente, a principios de octubre, la entidad va a llenar la ciudad de "microeventos" en torno a Japón en distintos puntos de la capital.

Cabrero considera que el atractivo que ejerce el país asiático es su carácter "exótico", al estar en la otra parte del mundo, pero acto seguido añade que existen muchas cosas "que nos unen" y ve estas jornadas como una forma de atraer a los granadinos por lo diferente, pero conseguir que se queden por lo común.

De una forma similar piensa Tanikawa, quien ve "muchas diferencias" entre ambas culturas, pero insiste en que su objetivo no es "mezclarlas", sino dar a conocer una realidad diferente, pero siempre "respetando la diferencia".

Para Tanikawa, si siempre permaneces en el mismo círculo, nunca avanzas, por eso ve importante incluir un componente externo, que facilite la innovación. Un proceso en ambas direcciones, por eso cree que Japón ve cosas buenas de Granada, por ejemplo, la seguridad o la limpieza de las calles y, por supuesto, la historia.

Aunque proyectos como Alsolnaciente o Japón en Granada tienen velocidades diferentes, su meta es la misma: convertir a la ciudad en el nexo de relaciones culturales con Japón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios