Vivir

Un videojuego de cine

  • Decenas de granadinos se dan cita en el Parque Comercial Kinépolis para seguir en directo la final europea del 'League of Legend'

La final se celebró en el Palacio de Vistalegre de Madrid, pero se retransmitió a todo el mundo vía streaming. La final se celebró en el Palacio de Vistalegre de Madrid, pero se retransmitió a todo el mundo vía streaming.

La final se celebró en el Palacio de Vistalegre de Madrid, pero se retransmitió a todo el mundo vía streaming. / Reportaje gráfico: carlos gil

Los e-sport cada vez se acercan más a sus compañeros analógicos. Lejos queda aquella imagen del jugador de videojuegos como alguien solitario; hoy los gamers llenan estadios, como los hinchas de los equipos de fútbol. Y si el estadio está lejos, un plasma gigante congrega igualmente a los aficionados. Ayer en el Palacio de Vistalegre (Madrid) se celebró la final de la serie europea de League of Legend (LOL) y los seguidores se congregaron en una de las salas de cine de Kinépolis Pulianas para seguir en directo a sus ídolos.

La final, que clasifica al ganador para el mundial de Corea del Sur y la segunda que se celebra en la capital española, enfrentaba al Schalke 04 -filial del equipo de la Bundesliga- contra Fnatic, en un 'partido' de más de cinco horas de duración. Esta duración provocó que muchos de los asistentes estuviesen preocupados por si podían salir en medio de la retransmisión, según explicaron, entre risas, miembros de la organización de Kinépolis.

En total, ayer se dieron cita 115 aficionados, que casi llenaron las poco más de 200 localidades que el cine había dispuesto para este fin. El evento podía seguirse a través de distintas plataformas y páginas web, pero el hecho de poder verlo en una pantalla de cine, rodeado de amigos y compañeros era una aliciente para muchos de los granadinos que se desplazaron hasta las instalaciones del centro comercial.

No es extraño que se den estas cifras en un evento de este tipo. Poco a poco, Granada se está convirtiendo en un referente dentro de los e-sport, con uno de sus equipos, el Arctic Games, que debutó en la segunda división de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) en su sección de LOL.

La ciudad de la Alhambra se ha subido al carro de este nuevo fenómeno, llegando a competir con otras capitales como Madrid o Barcelona. El equipo es solo la punta del iceberg de algo mucho mayor, como puso de relevancia el evento de ayer que, pese a estar convocado para las 16:30 horas, era posible ver a muchos de los asistentes en los alrededores del centro comercial.

Como suele pasar en el cine, los minutos previos al comienzo estuvieron repletos de cuchicheos y murmullos entre los asistentes -quizá tratando de adivinar qué equipo iba a ganar o cuál debería ser la estrategia a seguir-, pero en el momento en que comenzó la retransmisión, la sala de cine se enmudeció y comenzó a prestar atención. La función de speaker recayó en Ibai, un habitual dentro de este tipo de eventos y que rivaliza en reconocimiento con otros narradores y comentaristas deportivos como Manolo Lama o Maldini.

Una vez arrancado el juego, con sus correspondientes aplausos a la salida de los jugadores de cada equipo, pocas diferencias podían apreciarse entre este deporte y uno convencional.

Poco importaba a los asistentes que la final, pese a jugarse en Madrid, no contase con ningún equipo español. Entre los favoritos de la jornada se encontraba el sueco Martin Larsson, más conocido como Rekkles, a la postre MVP de la final, donde su equipo, Fnatic, se haría con la victoria, manteniendo así su hegemonía en el continente europeo.

La final, decidida a cuatro juegos, cumplió con las expectativas del público y dio emoción hasta el último momento. El propio Rekkles cayó muerto en el primer juego, y su equipo, que partía como favorito, sufrió para hacerse con la victoria, que no decidió hasta casi el último momento.

La intensidad con la que se estaba jugando la final quedaba patente en los asistentes granadinos. No hacía falta ser ningún experto en el League of Legend para saber qué equipo iba ganando, o si algún jugador había hecho las cosas bien o mal. Los gritos o alabanzas del público eran un buen indicador.

Ya con el evento terminado, rozando las 21:00 horas, la sala se fue vaciando. Algunos asistentes estaban contentos con el resultado otros, no tanto, pero todos coincidían en la experiencia que suponía ver a sus ídolos en pantalla grande. La siguiente cita será en noviembre, cuando se juegue la final europea en la ciudad coreana de Incheon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios