Tráfico

Cómo actuar en un accidente de moto

  • Mantener la calma, evitar mover al accidentado y llamar a los agentes del orden son algunos consejos básicos

Es fundamental retirar la moto si ha quedado tirada en medio de la carretera o invade el carril contrario. Es fundamental retirar la moto si ha quedado tirada en medio de la carretera o invade el carril contrario.

Es fundamental retirar la moto si ha quedado tirada en medio de la carretera o invade el carril contrario. / D. S.

Vacaciones es sinónimo de desplazamientos masivos en carretera y aumento significativo de accidentes de tráfico, siendo los peor parados los de moto. Ante tal contexto, sin embargo, surgen múltiples preguntas: ¿cómo debemos actuar en caso de accidente de moto?, ¿qué pasa si este ocurre en el extranjero?, ¿cuáles son los pasos que hemos de seguir?, ¿cuál es la mejor manera de prevenir este tipo de accidentes? El comparador de seguros de moto Acierto.com arroja luz sobre todas estas cuestiones.

Esta guía aterriza días después de que la DGT anunciase su plan de intensificar la vigilancia en carreteras frecuentadas por motocicletas. En el 24% de los accidentes con víctimas estuvieron implicados –de alguna manera– motoristas. Además y el caso de víctimas mortales, en el 95% de las ocasiones, el fallecido fue el propio motorista. Los incidentes más comunes tuvieron que ver con la velocidad, invadir el carril contrario, y con adelantar incorrectamente.

Cómo actuar en un accidente de moto

En términos generales, la Dirección General de Tráfico establece que "los conductores y los demás usuarios que se vean implicados están obligados a adoptar las medidas necesarias para auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas, si las hubiere, prestar su colaboración para evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación, esclarecer los hechos y colaborar con la autoridad y sus agentes". Pero, ¿cómo se traduce esto a efectos prácticos? El orden de actuación es sencillo y tiene nombre propio; PAS: proteger, alertar y socorrer.

1. En todo caso, resulta importante saber que, aunque no nos hayamos visto envueltos en el accidente, estamos obligados a tomar las mismas medidas que las personas directamente implicadas. Así lo establece el Código Penal en el Título IX, artículos 195 y 196, donde se tipifica la omisión de socorro: "El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses".

2. Dicho lo cual, lo primero será mantener la calma; un paso obvio pero que conviene recordar y que nos permitirá actuar con seguridad.

3. Avisar del accidente al resto de conductores mediante los triángulos de emergencia homologados -siempre ataviados con el chaleco reflectante-. De esta manera evitaremos mayores complicaciones. Tendremos que señalizarlo con las luces de emergencia y posición; y proteger la calzada para impedir otros accidentes –como retirar la moto si ha quedado tirada en medio de la carretera, invade el carril contrario, etcétera–.

4. En paralelo deberemos avisar a las autoridades competentes y a los servicios de emergencia.

5. Si bien está contraindicado mover a las víctimas, sí es recomendable intentar tranquilizarlas mientras esperan a que llegue la asistencia sanitaria. Para las víctimas de accidente de moto, jamás les quitaremos el casco por su propia integridad física. Es fundamental que lo haga un profesional sanitario.

Reciente accidente de moto de George Clooney. Reciente accidente de moto de George Clooney.

Reciente accidente de moto de George Clooney. / EFE / Policía Local Olbia

Cómo actuar si protagonizamos el accidente

1. Si somos nosotros mismos los que hemos sufrido el accidente, será básico reaccionar a tiempo: soltando la moto para evitar lesiones en las muñecas o quedar atrapado. Antes de la caída también y si podemos pensarlo, resulta recomendable colocar los brazos y piernas en línea, para evitar roturas en las extremidades y girar sobre el suelo.

2. Deberemos observar a nuestro alrededor e intentar retirarnos de la calzada, a un lugar donde no haya obstáculos para no agravar el accidente. Detenerse a continuación y sopesar los daños propios será básico. Tampoco deberíamos quitarnos el casco ni movernos excesivamente, esperaremos a que llegue la ambulancia.

3. Más allá de esto y como medidas de prevención, lo mejor será equiparnos correctamente, mantener una posición eficiente en la moto, respetar las normas viales, revisarla y llevar a cabo los mantenimientos periódicos, no cogerla si estamos cansados o hemos consumido determinadas sustancias, evitar las comidas copiosas antes de conducirla, y llevar correctamente a los nuestros en ella.

No se debe retirar el casco al accidentado y sí tranquilizarlo hasta la llegada de los Servicios de Emergencias. No se debe retirar el casco al accidentado y sí tranquilizarlo hasta la llegada de los Servicios de Emergencias.

No se debe retirar el casco al accidentado y sí tranquilizarlo hasta la llegada de los Servicios de Emergencias. / Josue Correa

Cómo funciona el seguro

Al margen de lo comentado y en el caso del seguro, resulta importante diferenciar entre si el daño se ha producido a un tercero o nos afecta a nosotros directamente como conductores o ambos. En cualquier caso, nuestra responsabilidad estará cubierta por la Responsabilidad Civil. Pero esta sólo cubre al resto, no a nosotros.

Entonces, ¿qué pasa si somos nosotros los que salimos mal parados del accidente del que, además, somos responsables? Lo más recomendable será contar con una cobertura de seguro del conductor o de daños corporales. Además, en el caso de los seguros de moto algunas compañías amplían la garantía al resto de viajeros del vehículo implicado. Esta permite recibir indemnizaciones en caso de invalidez y otras lesiones, recibir asistencia sanitaria y, en caso de fallecimiento, suele asumir costes como el del sepelio y otros.

Las condiciones varían de una compañía a otra. En el caso de los gastos médicos, por ejemplo, hay limitaciones económicas, temporales (normalmente durante un año) y territoriales (nacional o no). No obstante, no todo son limitaciones, sino que también encontramos aseguradoras que ofrecen servicios adicionales com asesoramiento psicológico o indemnizaciones mayores para afrontar supuestos como la muerte de una pareja que deja hijos menores.

Si el accidente ha tenido lugar en el extranjero, el procedimiento de actuación con la aseguradora (avisar a las autoridades, rellenar el parte, informar a la aseguradora) será parecido si se trata de un país de la Unión Europea. Eso sí, deberemos tener la llamada Carta Verde; el documento que acredita que el vehículo se encuentra asegurado y que procede de uno de los países que forman parte del Convenio Multilateral de Garantía. Lo siguiente será rellenar el Parte de Accidente Europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios