Vivir

Diez canciones para hacer el amor

Fotograma de la película '50Sombras de Grey'. Fotograma de la película '50Sombras de Grey'.

Fotograma de la película '50Sombras de Grey'. / M. G.

La música amansa a las fieras. Las amansa y, según el ritmo y la melodía, propicia que estén más o menos receptivas a según qué experiencias. Si la tristeza se vuelve mayor escuchando a Álex Ubago y la alegría aumenta oyendo la última de Don Patricio, practicando sexo las melodías cobran especial relevancia. Una buena canción puede hacer todavía más placentera una relación sexual, mientras que un tema aburrido puede tener consecuencias nefastas.

Aunque, María Hernando, sexóloga de Platanomelon.com, aconseja "no usar canciones con mucha letra o, al menos, no la canción del verano, ya que este tipo de canciones puede distraer o incluso ofender a quien está intentando ser seductor". "En el terreno de la sexualidad, la música adecuada nos ayuda a alcanzar un estado de bienestar. Una sintonía adecuada hace que las personas estén en un mismo estado de erotismo, lo que nos permite marcar un ritmo claro y adecuado, así podemos potenciar y facilitar el clímax", añade. En esa línea se plantea un lista de canciones con las que las prácticas sexuales pueden subir a otro nivel.

Crazy in love (Remix 50 sombras de Grey)

Es predecible que esta canción aparezca en la lista, sobre todo si sirve de banda sonora a una película de –dudosos– tintes eróticos. Con independencia de la calidad del filme o de las expectativas que cumpliese en el espectador la edulcorada lujuria de 50 Sombras de Grey, hay que reconocer que la versión que Beyonce hizo de Crazy in love para la película es puro erotismo. Sensual, casi en acústico y con la voz de la cantante como única protagonista este tema es perfecto para caldear el ambiente con unos sugerentes juegos preliminares.

Crazy in love.

Je t'aime, moi non plus

Tal vez sea la canción más sensual de la historia. Tal vez la historia que tiene detrás la haya dotado de un mayor erotismo, catapultando Je t’aime, moi non plus al estrellato de las canciones más eróticas de la historia. Aunque, ¿cómo no iba a ser erótica una canción que tiene a Sergue Gainsbourg, Brigitte Bardot y Jane Birkin detrás? La tórrida historia entre Gainsbourg y Bardot, cómo grabaron el tema y el escándalo que supuso en Francia y la posterior reedición con Jane Birkin y su sensual cadencia a la hora de cantarla convierte este tema en la elección perfecta para perderse entre caricias y juegos eróticos.

Je t'aime, moi non plus.

Por debajo de la mesa

Armando Manzanero firma esta letra que Luis Miguel supo hacer suya desde la primera vez que la interpretó. Por debajo de la mesa acaricio tu rodilla... Poco más hay que añadirle a esta tímida insinuación y sutil juego de coquetería. Para los más románticos esta historia de seducción, en la que él se muere por ella, puede ser una buena opción a la hora de crear un clima de ensoñación previo al sexo. Una cena a la luz de las velas mientras suena este clásico bolero en la voz de Luis Miguel dan pie a toda una noche de pasión, de esas de las que el artista habla en otros de los boleros cantados en a lo largo de su carrera.

Por debajo de la mesa.

You

Eres mi droga y me causas efectos/Veo arcoiris y estrellitas y el Edén/Sueño despierto, soy adicto a tu sexo/Éxtasis divino, medicina del placer. Poesía pura en la pluma de Romeo Santos. Una canción más para los millennials en la que lo explícito del acto sexual se palpa desde los primeros acordes de la canción. A su letra poco sutil (y algo controvertida) hay que sumarle el ritmo pausado de la bachata, ideal para hacer el amor como recomienda Luis Fonsi.

You.

One

Es una de las baladas más románticas de la historia del pop. La banda irlandesa es responsable de este tema que, a pesar de su temática oscura y algo inconformista, ha sido todo un himno a la hora de mantener relaciones sexuales en los nacidos en los 70. Pausada y con un ritmo tántrico, este tema ayuda a crear un clima de complicidad mística. Un sexo relajado –y hasta reflexivo– es posible de la mano de U2.

One.

Is this love

La banda sonora del sexo de los más bohemios y alternativos. Con un ritmo extremadamente pegadizo, este tema de Bob Marley reconforta por completo y lleva a una especie de Nirvana en el que dejarse llevar es la mejor de las opciones. I want to love you every day and every night, declara el jamaicano. Frase que los amantes pueden llevar a cabo todos los días de su vida. Siempre que sea a fuego lento, como invita la canción.

Is this love.

I say a little prayer for you

Aretha Franklin era una diosa y cualquier tema que sonase en su garganta bien podría valer para hacer el amor, para cuestionarse la propia existencia o para salir a comerse el mundo. En el caso del sexo, esta canción es perfecta para un momento de pleno apogeo. Mientras Franklin pide una plegaria por un muchacho, los amantes pueden tocar el cielo con los dedos sólo con los acordes del estribillo.

I say a little prayer for you.

I will always love you

Aunque todo el mundo conoce este tema por la versión de Whitney Houston, que la canción original pertenece a Dolly Parton. Banda sonora de El guardaespaldas, ésta no es una canción de amor en realidad. Se trata de una despedida con la que Parton dijo adiós a un compañero de trabajo. Con independencia de su temática original, I will always love you es una de las canciones más románticas de la historia. Por eso, para mantener relaciones de forma muy especial esta es la canción perfecta.

I will always love you.

En la casa de Inés

Las mujeres que se llaman Inés tuvieron que sufrir la canción de Guaraná a principios de los 2000. Una joven llamada Inés, su domicilio y sexo desenfrenado protagonizan este tema con el que, más que practicar sexo en pareja, se puede pensar en él en soledad. Sus versos y su ritmo canalla dejan volar la imaginación de aquel que la escucha. Ahora, una vez se oye la canción ya se sabe lo que viene detrás.

En la casa de Inés.

You shook me all night long

¿Acaso necesita explicación el por qué de esta canción en esta lista? El título, la letra... Poco hay que añadirle a a este temazo de AC/DC con el que dejar a un lado los romanticismos y practicar sexo salvaje. Aunque hay que decir que el ritmo de este tema no es apto para todo tipo de corazones.

You shook me all night long.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios