Jiménez confía en que "no le llegue la ansiedad" a sus jugadores

  • El técnico arahalense agradece el apoyo que recibe de sus jugadores y asegura que su "única obsesión es ir ganándome la confianza de todo el mundo".

Manolo Jiménez se encuentra este sábado ante uno de sus partidos más difíciles ya que a la complejidad de ganar ante un Deportivo que ha sellado una muy buena campaña -y que pelea por la UEFA- se le suma la exigencia de la grada que confía en la tercera plaza como aval de la magnífica temporada sevillista en Liga. Además, la victoria en el Sánchez Pizjuán y la entrada directa en Champions supondrían un aumento de confianza en el técnico arahalense con vistas a la próxima campaña. Un futuro incierto de momento, pero que cuenta con el apoyo del vestuario.

Certificar la tercera plaza. "El de mañana es un partido importante pero no determinante. No podemos entrar en la ansiedad de ir todos para arriba y, atrás, que nos sorprendan. Hay que estar equilibrados, sabiendo que los resultados nos pueden sonreír y que con el Numancia tenemos otra bala. Pero queremos finiquitar nuestro trabajo y conseguir el objetivo, no podemos dejar pasar el tiempo, sino ir a por la victoria y brindársela a la afición y a nosotros mismos".

Cambio de sistemas. "El sistema más utilizado por el Sevilla este año es el de los extremos. Puedo entender que cada persona tiene una idea y un equipo, pero yo soy el responsable de tomar las decisiones que creo oportunas. Soy el que día a día toma las decisiones que cree oportnuas. Dentro de las variantes que tenemos somos el equipo que más puntos ha conseguido a partir del minuto 70".

La entrada en convocatoria de Chevantón y Kanoute. "Está claro que no está al cien por cien, aunque físicamente se encuentra bien. Su entrada ha sido por la ilusión que tiene, el buen trabajo que ha realizado durante esta semana y lo cortitos que estamos arriba por las lesiones. Es el hombre indicado para poder aportar al equipo cosas si el partido se pone de nuestro lado. Kanoute está en condiciones de jugar, y cada hora que pase sus condiciones serán mejores, por lo que si está al cien por cien, saldrá, pero si no lo está, no porque la integridad del jugador es muy importante, a pesar de que el encuentro lo sea tremendamente".

Su futuro. "No puedo pensar en eso porque ni lo quiero ni lo siento. Las instituciones perduran y los demás estamos de paso. Conmigo la afición es exigente porque me conocen desde pequeñito. Agradezco esa exigencia de los medios y de la afición porque estoy haciendo un máster. He tenido que crecer porque una derrota en el Sevilla es una tragedia. Mi única obsesión es ir ganándome la confianza de todo el mundo. Ese es mi trabajo, mi día a día. Intentar por todos los medios que me respeten por mi trabajo".

Elogios del vestuario. "Eso gusta. Saben de la implicación que tengo con el equipo y lo mismo digo, que estoy muy comprometido con este equipo porque hacen un trabajo increible. Son unos magníficos profesionales. Preparamos los partidos a conciencia desde el diálogo. Tengo unos jugadores que con el sistema o la variante que sea lo hacen bien. El reconocimiento es mutuo".

Homenaje a Javi Navarro.  "Será inevitable emocionarnos, pero intentaremos que no nos distraiga mucho. Eso sí, todo lo que se haga es poco para rendirle homenajea Javi, porque es nuestro capitán y ha dicho adiós de la peor forma que puede hacerlo un profesional, por no poder vencer una lesión. Pero, por eso, no podemos despistarnos, para brindarle el mejor homenaje que se le puede dar que es la victoria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios