Polémica en el Carnaval

Drag Sethlas, con la fantasía "Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera". Drag Sethlas, con la fantasía "Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera".

Drag Sethlas, con la fantasía "Mi cielo yo no hago milagros. Que sea lo que Dios quiera". / Elvira Urquijo / Efe

El carnaval de Las Palmas corona a una provocadora virgen drag queen

El número transgresor, que acaba con el protagonista como cristo crucificado, desata la polémica. "No pretendía herir ni ofender a nadie, la religión es historia y el público quería que se llevase a escena, la libertad de expresión es fundamental y hay que abrir un poco la mente", expresa el ganador.