Sevilla FC

Montella quiere el balón lejos de Messi

  • "Es un extraterrestre, pero espero que mañana esté sobre la tierra", asegura sobre el 'crack' azulgrana el italiano, que ve a su equipo con opciones

  • "Ganar un trofeo sería algo maravilloso", se ilusiona el técnico

Con un talante optimista, la valoración de Vincenzo Montella en la sala de prensa del estadio Wanda Metropolitano sobre las opciones ante el Barcelona giró en torno a competir como ha hecho el Sevilla esta temporada en las grandes citas como una de las claves a las que agarrarse en la búsqueda de un triunfo sevillista. Sería un título para el italiano en cuatro meses y medio como inquilino del banquillo nervionense, lo que le valdría para tapar la irregular trayectoria que el Sevilla ha dibujado en la Liga.

"El Barcelona es un equipo muy fuerte, tiene casi ganada la Liga, le falta muy poco. Pero nosotros tenemos que pensar en nuestra actitud, nuestra realidad, nuestras cualidades y ver cómo afrontar nuestro partido", explicó el técnico, que es consciente de que su equipo puede ser que tenga que jugárselo todo a una carta para poder estar el próximo ejercicio en competición europea.

"Es un partido muy importante, estamos en una final. En Championes hemos hecho una buena competición. En la Liga hemos perdido muchos puntos y estamos trabajando para llegar quintos o sextos. Pero todos los equipos en España y en Europa han perdido en alguna competición esa fuerza. Hablo del City, del Real Madrid... Ahora tenemos una final y tenemos que poner en el campo todas las ganas posibles y ser fuertes. Después pensaremos en la Liga", puntualizó.

Montella se ilusiona con poder hacer felices a todos los sevillistas y engordar su palmarés con un título al frente del Sevilla. "Ganar un trofeo es algo maravilloso para todos. No estoy contento porque no podemos jugar la Champions League la proxima temporada, porque además hemos visto que el Sevilla tiene nivel para pelear en esa competición".

Al técnico sevillista le preguntaron por sus planes de cara al equipo que piensa sacar, si Sandro tiene alguna posibilidad tras el buen tono que ha mostrado en los últimos partidos, algo que el napolitano acogió con sonrisas. "Tengo alguna idea del equipo, no en su totalidad, pero sí más o menos. Mañana es un día muy difícil para mí porque tengo que elegir a dieciocho jugadores y a otros dejarlos en la grada", consideró.

Montella no habló de un marcaje especial para frenar a Messi, pero está claro que sí tiene un plan para que un jugador catalogado como un extraterrestre no decida como lo hizo en el partido de Liga el Sábado Santo en Sevilla. "Yo creo, verdaderamente, que es extraterreste, pero espero que mañana esté sobre la tierra.

Cuando tiene el balón es un jugador muy difícil de contrarrestar. Yo creo que lo mejor será que no le llegue el balón a él. Nosotros tenemos nuestras opciones. Cada partido es diferente. Claro que hemos visto que es posible ganarle al Barcelona, pero hay que estar concentrados todo el tiempo y no bajar la tensión", incidió para después bromear con su idea de preocuparse del propio rendimiento de sus jugadores: "Si pensamos mucho en el rival, esta noche no dormiremos. Y quiero dormir esta noche".

Ante la tesitura de poder elegir entre un partido abierto o un encuentro muy táctico, Montella tiene claro que no quiere un intercambio de golpes, sino un duelo más controlado. "Espero que se dé un partido equilibrado, que se pueda decidir en un detalle y que sea para el Sevilla", espetó, al tiempo que tuvo palabras para la afición, desplazada en masa para vivir una noche histórica. "¿Qué puedo decir? Tenemos que darles las gracias por venir. 25.000 personas es mucha gente y tenemos que luchar juntos, así que nosotros tenemos que pelear por ellos".

Por último, evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que el himno nacional sea pitado en la final por la afición del Barça. Evidentemente, con la respuesta aprendida ante una pregunta segura, Montella sacó la muleta: "Yo creo que estoy aquí para hablar de fútbol. El fútbol y la política son cosas distintas. No puedo decir nada. Si quieres puedo contestarte tomando una cerveza", bromeó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios