sevilla f.c.

Palop, a salvo del doble 2-6

  • Las últimas humillaciones del Madrid aún escuecen en el vestuario · Sólo Navarro, Fazio, Medel y Negredo sufrieron ambas.

Comentarios 2

Para un portero de fútbol, la humillación de recibir seis goles en un partido ante su propio público es algo que no se olvida. Si además, ello ha ocurrido en dos temporadas consecutivas, el desgaste moral es aún mayor. El Real Madrid de José Mourinho ha arrasado cada vez que ha llegado al Ramón Sánchez-Pizjuán. Las dos únicas comparecencias del entrenador portugués como técnico del Real Madrid en Nervión se han saldado con idéntico resultado, un 2-6 que no debaja bien parados a los sevillistas, en una ocasión dirigidos por Gregorio Manzano y en otra, la última, por Marcelino García Toral.

El sevillismo, a tres días del partido, aún se pregunta si jugará Andrés Palop o será Diego López el que defienda la portería en la siempre amenazante visita del Real Madrid. Es la pregunta del millón y la respuesta la guarda con celo Míchel hasta la hora del encuentro. Pero se da la circunstancia de que el capitán sevillista puede decir que no sufrió ninguna de esas dos humillaciones, que se convirtieron en las goleadas más duras recibidas por el conjunto nervionense en su propio estadio en los 107 años de historia que lo contemplan.

Tanto en la temporada 2010-11 como la pasada, la 2011-12, el portero elegido por Manzano y por Marcelino, respectivamente, fue Javi Varas, que acabó siendo el blanco perfecto de Cristiano Ronaldo y compañía. El portugués, además, ha puesto firma a siete de esa docena de goles que recibió el de Pino Montano, cuatro hace dos campañas y tres el pasado curso.

Los futbolistas tienen su orgullo y en el vestuario sevillista no se ha olvidado este doble correctivo. Hay, además, quien lo ha sufrido por partida doble y las ganas de revancha, evidentemente, están ahí. Así, de la actual plantilla, sólo cuatro futbolistas estuvieron en el campo las dos veces que el Real Madrid arrasó en Nervión. Fazio, Fernando Navarro, Medel y Negredo vivieron en primera persona esos dos partidos que acabaron en desastre y resultado de escándalo y vergonzoso para ellos mismos y para sus aficionados, el 2-6.

Particular impotencia debió sentir el delantero vallecano, futbolista además formado en la cantera del Real Madrid que siempre declaró no sentirse parte de ese club ante la falta de oportunidades que tuvo que sufrir mientras fue jugador merengue. Negredo marcó tres de los cuatro tantos sevillistas en esos dos partidos, aunque en ambas ocasiones cuando el partido estaba ya más que decidido para los de Mourinho.

Jesús Navas, Spahic, Manu del Moral y Trochowski son otros cuatro futbolistas que aún siguen en la plantilla y que vivieron el último 2-6. Destaca la experiencia del palaciego, que le marcó un gol a Casillas la pasada campaña, pero que no estuvo en el anterior Sevilla-Madrid, pues coincidió en la temporada en la que tuvo tantos problemas en el tobillo, que incluso le obligaron a pasar por el quirófano.

Palop no disputa un duelo ante el Real Madrid desde el ejercicio 2009-10, ya que en las dos últimas campañas los cuatro enfrentamientos los jugó Javi Varas, los dos 2-6 y un 2-0 y un 3-0 en el Bernabéu. Para encontrar a Palop enfrentándose a los blancos hay que remontarse a la época de Jiménez. Con el arahalense, además, estos duelos eran otra cosa. El 5 de marzo de 2010 es el último duelo Casillas-Palop. El Sevilla perdió en el Bernabéu por 3-2 después de ponerse ganando por 0-2. Antes, en la primera vuelta, el capitán sevillista disfrutaba y participaba de una victoria al equipo blanco -la última-, un 2-1 que fue una fiesta muy diferente en de las noches vividas en Nervión en la visita del Madrid. Jesús Navas y Renato dieron el triunfo al Sevilla el día de la famosa parada de Casillas a Perotti. Igual que vivió un 2-0 dos años antes con goles de Keita y Luis Fabiano. O aquella ida de la supercopa de España (1-0, Luis Fabiano, de penalti) que luego redondearía con un 3-5 en La Castellana...

Es verdad que Palop no ha vivido un 2-6 en Nervión, pero sí un 2-4 una tarde de preferia ante el Madrid de Juande. Pero esos partidos antes referidos, citas aún en la retina de los sevillistas por la alegría que provocaron, los vivió el guardameta valenciano. Eran los mejores años de un Sevilla que esperaba al Madrid de una manera muy diferente a como lo hace ahora. Para empezar, nadie sabe a ciencia cierta quién será su portero titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios