Deportes

Peinando Francia por un central

  • Monchi sueña con Mangane, del Rennes, y en el país galo aseguran que el Sevilla sigue a Diakhate, del Dinamo de Kiev

Comentarios 8

El Sevilla ha puesto cerco sobre Borja Valero para apuntalar el centro del campo. Sin embargo, reforzar la línea medular no es la única obsesión, ya que al técnico hispalense, Antonio Álvarez, le preocupa también, y mucho, el eje de la zaga, una zona cogida con pinzas y pendiente siempre de que no se lesione nadie.

Esta campaña ya hubo que hacer encajes de bolillos cuando Squillaci y Escudé cayeron; a Dragutinovic se le espera para el final del verano, Sergio Sánchez es baja sine díe, Fazio no acaba de asentarse en el puesto y Lolo o Cala son remiendos de urgencia. "En defensa tenemos que mirar porque puede que estemos un poco justos. Estamos sopesando cosas", afirmaba ayer en una entrevista el entrenador marchenero, consciente de que para afrontar una larga temporada con tres competiciones necesita algo más. En este sentido, las miradas se dirigen a Francia, un mercado que gusta mucho por Nervión y del que ya aterrizaron en los últimos cursos hombres importantes como Keita y grandes desembolsos como Romaric.

Precisamente del país vecino llegó el primer fichaje para la próxima campaña, Mouhamadou Dabo, un lateral de 23 años que procede del Saint Etienne, equipo donde el club andaluz podría pescar de nuevo. La prensa gala insiste en el interés sevillista por el central Pape Diakhate, un senegalés del Dinamo de Kiev que en enero llegó cedido a la Ligue 1 y que ha cuajado una gran temporada. Tanto es así que el Saint Etienne ha pedido precio al conjunto ucraniano, que ha tasado al futbolista en ocho millones -pagó 4,5 millones al Nancy- de euros, una cifra desorbitada para un conjunto que no ha hecho caja por Dabo y que anda, como otros muchos, con problemas financieros. Junto al Sevilla, los medios franceses también destacan el interés del Arsenal y el Tottenham Hotspurs, aunque el alto salario de Diakhate sería un hándicap para el Sevilla en la carrera por hacerse con él.

Pero otro nombre aparece subrayado en la agenda de Monchi, cuando del mercado francés se trata. Uno de los sueños del director deportivo blanco se llama Kader Mangane, central del Rennes de 27 años y 1,90 metros que también puede jugar en el centro del campo y que, seguramente, salga más barato que su compatriota Diakhate. Curiosamente, el conjunto francés acaba de hacer una oferta de tres millones al Niza por el nigeriano Onyekachi Apam, otro central, quizás para cubrir la posible baja de un jugador que ha sostenido la retaguardia de su equipo esta campaña. Ha disputado 34 partidos este año y terminó marcando cuatro goles, repuesto ya del golpe psicológico que le produjo romperle la tibia y el peroné al futbolista del Valenciennes Jonathan Lacourt, ex compañero suyo en el Lens, en marzo de 2009, por lo que renunció incluso a ir con su selección.

Mangane, formado en el Neuchatel Xamax suizo, es otra de las opciones de un mercado francés que ofrece mucho músculo que, cada vez más, viene acompañado también de calidad. El problema es que el Rennes puede jubilar este verano a su pareja en el centro de la zaga, el sueco Petter Hansson, de 33 años y que acaba contrato a finales de junio, de manera que no se deshará de él tan fácilmente.

Sea como fuere, lo cierto es que si el Sevilla quiere disputar con todas las garantías la Liga, la Copa del Rey y la Champions necesita un fondo de armario mayor en la retaguardia, y Francia es un buen mercado en el que buscar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios