Reinventarse en el infierno amarillo

  • El Sevilla, que tendrá a Jesús Navas en el once titular, inicia una nueva era de la mano de Manzano en el temible estadio del Dortmund.El jiennense se estrena en Europa y los blancos llegan a los 100 partidos en el Viejo Continente

Comentarios 12

El Sevilla comienza hoy a reinventarse. Olvidar el pasado y mirar al frente es la premisa y con el embrujo de Gregorio Manzano y las carreras de Jesús Navas emprender el despegue que la nerviosa afición blanca está exigiendo desde hace tiempo. Si las cosas se han hecho mal de aquí para atrás, tiempo hay para enmendar la plana, pero no hay que esperar mucho más. No se puede. La ocasión que le ha tocado al técnico jiennense para presentarse en este ilusionante proyecto para él no puede ser más atractiva. Dortmund y el mismísimo Westfalenstadion para el doble debut de Manzano. Debut al frente del Sevilla, un club que hace tiempo tiene metido en la cabeza, y debut en competición europea, pues no tiene experiencia internacional el ex entrenador del Mallorca y hoy tendrá su bautizo el mismo día que el Sevilla se hace un club centenario en participaciones europeas. Cosas de la vida.

Ha tenido muy poco tiempo, casi nada, para enterarse de la película. El desplazamiento a esta próspera pero pequeña ciudad de la Renania del Norte le ha servido para empaparse de todo lo que ha podido, mimar a sus estrellas y empezar a comerles el coco, porque uno de los fuertes de Manzano siempre fue la psicología. Pero una de esas estrellas, la más rutilante, casi no necesita motivación. Jesús Navas está en Alemania nervioso por reaparecer y es la gran esperanza blanca ante un equipo que da miedo. El Borussia Dortmund exhibe una trayectoria impecable. Segundo en la Bundesliga, cuenta sus últimos cinco compromisos ligueros por victorias, además del triunfo en Ucrania ante el Karpaty. Pero, por poner un ejemplo, el último que pasó por el estadio del Dortmund recibió un 5-0 bastante llamativo y, curiosamentre, fue el Kaiserslautern, un rival de infausto recuerdo para los sevillistas que vivieron las aventuras europeas de los 80, en la Copa de la UEFA con Manolo Cardo en el banquillo y Antonio Álvarez, historia ya en el club hasta esta misma semana, en el vestuario.

SFC entrena en Signal Iduna Park (29-09-10) from www.sevillafc.es on Vimeo.

Pero éstos son otros tiempos. El Sevilla ha crecido muchísimo desde entonces. Con lo de la Champions ya no hay arreglo tras el desaguisado con el Sporting de Braga, que remordía las consciencias cuando en el hotel Hilton donde vela armas el Sevilla se conocía su segundo resultado en el torneo que debía estar disputando el equipo ahora de Manzano. Nueve goles en contra en dos partidos. En fin…

La Europa League es el asidero en el que agarrarse en este momento, la vía de escape, aunque no está nada sencilla la cuestión para la tropa que acaba de heredar Manzano. Una derrota ante el Borussia complicaría muchísimo la clasificación para el Sevilla, que tendría que ganarlo prácticamente todo de aquí al final de la liguilla. El preparador es consciente de lo que se juega la entidad y, si bien Jesús Navas arrastra molestias tras su lesión, este periódico puede confirmar que Manzano lo alineará en su primer once titular. Eso sí, no se sabe por qué sistema táctico optará en su estreno. Kanoute lleva metido en manteca un par de semanas, por lo que no sería extraño que se decantara por la opción más diplomática ahora que acaba de llegar: dos delanteros y lo mejor que hay en la casa. Lo único que pasa es que no se sabe si eso, así dispuesto, será suficiente para contrarrestar a la locomotora alemana.

El Dortmund juega con cinco centrocampistas muy fuertes y un único punta, Lucas Barrios, una especie de 4-5-1 con fuerza, juventud y empuje con el que ganaría con suma facilidad la batalla por la superioridad numérica en un centro del campo en el que por parte sevillista se anuncian Zokora por decreto porque no hay otro y quizá Guarente porque colocar a Cigarini o Romaric sería una invitación al suicidio si, como parece, el Sevilla juega con dos puntas.

La verdad es que la empresa es complicada. Esta ciudad rezuma fútbol y las sensaciones de uno y otro equipo son tan opuestas como la noche y el día. Un tsunami en el cuadro alemán y una crisis con todas sus letras en el conjunto de Nervión. Pero aquí está Manzano para remediar esto. La decisión de destituir a Antonio Álvareztomada en las mismas entrañas del Rico Pérez ha abierto una vía a la esperanza en la expedición que, sin que sirva de precedente, no encabeza José María del Nido por sus obligaciones judiciales. Pero es como si estuviera. El Sevilla no se puede parar y hoy menos que nunca. Hacer la estatua en el infierno de Dortmund sería decir prácticamente adiós a seguir en la Europa League y empezar a confirmar que la temporada, sin que siquiera haya acabado septiembre, sea un fracaso absoluto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios