"El que llegue aquí, a sufrir"

  • Míchel apela a la agresividad y a la presión de la grada para someter al Barça y al rival que visite Nervión · "Para ganar necesitaremos un poco más que frente al Madrid"

Míchel es el maestro de los tiempos en las ruedas de prensa. Buen ambiente, bromas tomadas con absoluta naturalidad tanto de ida como de vuelta, guiños a la afición, a sus jugadores, hasta a los que han perdido la titularidad... El técnico se encarga de crear la atmósfera idónea para beneficiar a su equipo en las vísperas de un duelo de altura como es la visita del Barcelona, una cita que por vez primera en bastante tiempo llega al Sánchez-Pizjuán con otro talante para los locales, sobre todo tras haber asistido a la derrota del Real Madrid.

"Con distintas puestas en escena, Madrid y Barça son los dos mejores equipos del mundo. Para ganar, estando al nivel del Madrid, seguramente necesitaremos un poquito más. Porque estamos en un momento interesante y eso también ha avisado a los contrarios. Tenemos que estar muy bien para ganar al Barcelona, que para mí no es descartable y mucho menos en el Sánchez-Pizjuán. Vamos a ir por el partido", dijo el entrenador madrileño, que aseguró que no celebrará con más ahínco un triunfo hoy por su pasado merengue: "Disfruto igual viendo ganar al Sevilla contra el Madrid que contra Barcelona o Dépor. Son tres puntos, aunque para vosotros entiendo que sea una anécdota".

Míchel elogió el estado de forma de su equipo y descartó una vigilancia especial para Messi. "No entendemos que sólo sea Messi el culpable de la situación del Barca en los últimos años. Porque si tapas a Messi, te descubres con Xavi, con Pedro o con otro… Hay que jugar como un equipo. Y como lo hicimos ante Madrid o Deportivo", puntualizó.

El cambio de Vilanova por Guardiola no modifica mucho en el Barça, pero Míchel sí ha advertido diferencias. "Aprovecha más las bandas, es menos agresivo en la presión, pero está más atento al contraataque, es más rápido físicamente...", indicó convencido de que sus jugadores pueden hacerle daño. Míchel se centró en los cambios de posiciones. "A Jesús Navas lo vemos entrar ahora también por dentro, a Rakitic podemos verlo detrás del punta como en alguna fase en Riazor, o metido más atrás, Trochowski pegado a la izquierda o ayudando en el interior, Medel apretando arriba o guardando las espaldas a otro jugador... somos un equipo vivo", afirmó un Míchel que fue preguntado por la seguridad que han dado Maduro y Botía. "Son dos jugadores que nos han ayudado mucho para la consistencia defensiva, pero también lo ha hecho Fazio cuando ha estado bien. Maduro es muy importante para nosotros porque nos da referencia posicional y salida en ataque con un gran primer toque", recordó al tiempo que jugó a los enigmas con Babá: "Estamos planteando incluirlo en una alineación en breve y no tiene que ser necesariamente por Negredo. Vamos, no creo. ¿Ante el Barça? Puede ser".

Por último, también valoró el papel de la grada. "El que pase por aquí tiene que sufrir. No le vamos a permitir nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios