INFORME PISA

Andalucía se mantiene a la cola en los tres indicadores del informe PISA

  • El rendimiento de los alumnos examinados en ciencias, matemáticas y lectura se encuentra por debajo de la media nacional y sólo por encima de Baleares y Canarias · Leve mejora en lectura con respecto a 2006.

Comentarios 130

Justo tres años después de la publicación del informe PISA 2006, del que aún se sigue escribiendo, la nueva evaluación realizada en 2009 y dada a conocer ayer volvió a ofrecer un negro panorama para el sistema educativo andaluz.

Andalucía se encuentra por debajo de la media nacional en los tres indicadores analizados -lectura, ciencias y matemáticas- del informe PISA 2009, la evaluación del sistema educativo más prestigiosa del mundo. El estudio mide las competencias científicas, matemáticas y lectoras de los alumnos de 15 años, dado que a esa edad los estudiantes de la mayoría de los países están cerca de terminar la enseñanza obligatoria. Los resultados que arroja sirven para hacer un diagnóstico preciso de las capacidades adquiridas a lo largo de los diez años de enseñanza básica y, por tanto, de las fortalezas y debilidades de los sistemas educativos.

Así lo entienden al menos los países que encargan este estudio a la OCDE (65 en esta edición, incluidos todos los que pertenecen a esta organización) y las comunidades autónomas españolas que piden una muestra diferenciada de los resultados (de 10 en 2006 se suman ahora Baleares, Canarias, Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y sólo se quedan fuera Valencia, Castilla La Mancha y Extremadura).

Andalucía ocupa el puesto 12 de 16 si se incluye a Ceuta y Melilla. Sólo Baleares, Canarias y las ciudades autónomas obtienen peores resultados en matemáticas y lectura. En ciencias, Baleares supera a Andalucía. De no haber pedido éstas datos en la presente evaluación, Andalucía hubiese sido la última, a distancia de las comunidades del norte.

La comprensión lectora es el nivel elegido en esta ocasión para un profundo análisis y acapara el 54% de la prueba. En el informe PISA 2009, Andalucía se sitúa en los 461 puntos, 16 más que en 2006, aunque sigue por debajo de la media de la OCDE (493 puntos) y de la media española (481 puntos). A las dos horas de conocerse los primeros datos, el consejero andaluz de Educación compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y calificó como una "leve" o "modesta" mejora los resultados en esta materia.

Unos 1.700 alumnos andaluces de 15 años fueron seleccionados de forma aleatoria en 51 centros educativos (37 públicos y 14 concertados) y representan el 1,9% del total del alumnado con esa edad. De la Chica destacó que Andalucía es la tercera comunidad autónoma que más sube en lectura respecto a 2006 detrás de Castilla y León y Cataluña, aunque tuvo que reconocer que la comunidad debe mejorar "mucho más y más rápidamente para hacer frente a los nuevos retos del sistema educativo". En 2003, y pese a la polémica que se suscitó porque la entonces consejera de Educación, Cándida Martínez, negó que Andalucía hubiera reclamado datos propios, finalmente se conoció que el nivel de comprensión lectora de los alumnos andaluces obtuvo una puntuación de 472. Pese a que el dato del informe de 2009 mejora al de 2006, es  inferior al de 2003, razón que se puede explicar en la cantidad de países de los que se extrae la media. De hecho, De la Chica esgrimió la incorporación a la evaluación de algunos países asiáticos (Corea del Sur por ejemplo es una potencia) a que la media se obtiene de un nivel "más fuerte".

El consejero de Educación expuso los programas que se han llevado a cabo desde la Junta para la mejora de la competencia lectora y, a preguntas de los periodistas, aseguró en varias ocasiones que se tomarán las medidas necesarias para mejorar los niveles educativos. "Nuestros resultados son modestos; hay una mejoría en algunos aspectos significativos, pero nos gustaría que fueran mucho más intensos y veloces", aseguró.

Cabe destacar del análisis de los datos del informe PISA los distintos escalafones. Porque el nivel más bajo de comprensión lectora lo considera la OCDE como alumnos en "riesgo de no poder afrontar con suficiente garantía de éxito sus retos formativos, laborales y ciudadanos posteriores a la educación obligatoria". En Andalucía, un 26% de los alumnos andaluces de 15 años, uno de cada cuatro, se sitúan en el nivel más bajo. El 24% se encuentra en niveles moderados de comprensión lectora y el nivel más alto de los seis que determina la OCDE este año, el nivel 6, Andalucía no cuenta con ningún estudiante. En el nivel 5, sólo se anota un 2%.

El consejero de Educación hizo hincapié en que se reforzarán las medidas en el aprendizaje de la educación infantil y en primaria, porque es ahí donde "se siembran los obstáculos en los resultados educativos". "La mejoría será más significativa, pero más lenta, porque lo que se evalúa es la Enseñanza Secundaria", añadió. De la Chica negó que "en absoluto" se asuma que haya una generación pérdida, los que pasan ahora y los próximos años por la ESO, si los esfuerzos se concentran en la primera etapa educativa.

En las otras competencias evaluadas, los alumnos andaluces han retrocedido ligeramente. En matemáticas los alumnos obtuvieron 462 puntos, un 0,2% menos que en 2006 (463), y en competencia científica lograron 469 puntos, un 1,2% menos que tres años antes (474 puntos).

Con todo, restan diez años para el análisis definitivo, donde la OCDE puso el objetivo. El objetivo 2020 pasa porque el porcentaje de alumnos de 15 años de bajo rendimiento en competencias básicas en lectura, matemáticas y ciencias debería ser inferior al 15%. Nació con un punto de referencia de un 20% en competencia lectora, pero en 2009 se revisó y se estableció en el objetivo más ambicioso del 15%. Los alumnos andaluces tendrán que esforzarse. Y mucho.

 países participantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios