Arenas renunciaría a la pensión vitalicia de ex presidente si llega a la Junta

  • Respetará las compensaciones fijadas por la ley pero afirma que dirá no a la suya si también se convierte en ex jefe del Ejecutivo

Comentarios 67

Austeridad es el término de moda en el PP, que se afana estos días, tras su victoria el 22-M, en transmitir su intención de hacer frente a las obligadas restricciones que impone la crisis. Su presidente en Andalucía, Javier Arenas, quiso ayer dar ejemplo asegurando que si se convierte en presidente de la Junta renunciará a la asignación económica que perciben los jefes del Ejecutivo autonómico cuando dejan de serlo.

Los ex presidentes andaluces tienen derecho por ley al 60% del sueldo que reporta su cargo una vez que lo dejan, siempre y cuando no ocupen ningún cargo público, como es el caso del actual vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves. El salario de José Antonio Griñán, al frente del Gobierno andaluz, es de 68.981 euros brutos al año.

Arenas hizo esta promesa de renunciar al cobro de esa pensión vitalicia en una entrevista en Onda Cero. El líder del PP-A aseguró que respetará las compensaciones fijadas por ley para los ex presidentes del Gobierno autonómico en caso de llegar al cargo tras las próximas elecciones autonómicas, pero ha dejado claro que renunciará a ellas una vez que finalice su mandato. "Yo no voy a tener ninguna compensación cuando deje de serlo", aseguró el jefe de filas de los populares andaluces. Paralelamente, Arenas anunció que remitirá a la Cámara un proyecto de ley para limitar a ocho años el mandato del presidente de la Junta porque considera que uno de los "grandes problemas" que, a su juicio, padece la comunidad autónoma son los 30 años del mismo Gobierno.

"Si no me aprueba esa ley el Parlamento, cumpliré el compromiso de no estar más de ocho años, y renunciaré a cualquier tipo de compensación", insistió Arenas. En ese contexto de defensa de una mayor austeridad en el gasto, el presidente del PP-A tuvo un recuerdo negativo para la sede de la Presidencia de la Junta, el Palacio de San Telmo, al reiterar que considera "un absoluto escándalo lo que se ha gastado en su reforma". Si gana las elecciones autonómicas su gobierno se trasladará a su anterior ubicación, la Casa Rosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios