Chaves defiende su actuación y el PP le exige que dimita

  • El vicepresidente tacha de "montaje" la polémica por la subvención a la empresa de su hija y responde que no podrán con él ante las reiteradas peticiones de que renuncie

Comentarios 4

Sin apenas tiempo para tomar resuello, el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, contestó ayer hasta a tres diputados del PP que le cuestionaron en el Congreso de los Diputados por la polémica subvención otorgada cuando él era presidente de la Junta de Andalucía a una empresa en la que trabaja su hija. Los populares reclamaron su dimisión y, en su defecto, urgieron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a cesarlo de inmediato.

Chaves se dirigió a la bancada popular para avisarles de que no podrán políticamente con él y les acusó de "arrojar basura e insidia" en un caso en el que defendió su actuación por la subvención de 10,1 millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa) para la que trabaja su hija.

La línea de ataque popular se armó en que Chaves debería haberse inhibido de presidir el Consejo de Gobierno de la Junta que otorgó la subvención, le acusó de incumplir el Código de Buen Gobierno y la Ley de Incompatibilidades, cuestiones que el vicepresidente achacó a una interpretación "particular y torticera" de la ley, "manipulando los hechos", utilizando "medias verdades" y "falsedades", para crear "una gran mentira".

"Es falso de toda falsedad que yo haya incurrido en algún supuesto de incompatibilidad o conflicto de intereses", subrayó Chaves, quien acusó al PP de intentar "meter a los demás en el fango" en el que algunos de sus dirigentes "están metidos". "Durante 20 años -prosiguió Chaves- no me han derrotado en las urnas y ahora tampoco podrán con mentiras e insidias. Ustedes no tienen derecho a hacer política con rencor. Sus obsesiones no se podrán curar más que en las urnas".

El diputado del PP Juan Manuel Moreno Bonilla aseguró que el comportamiento de Chaves en este caso es "ética y estéticamente reprobable" y le auguró que este caso "le va a perseguir toda su vida política".

Chaves, tras mostrar su disposición a comparecer en el Parlamento cuando éste "fije una fecha", según informó la agencia Efe, respondió a Merino que es "rotundamente falso" que él aprobara un incentivo para la empresa Matsa. La explicación de Chaves en el Parlamento andaluz, reclamada por PP e IU, no había sido contemplada hasta el momento. Fuentes socialistas indicaron que esta posible comparecencia tendrá que ser objeto de análisis y que sólo podría ser abordada antes del miércoles, fecha límite para diseñar el orden del día del que será último pleno en el presente periodo de sesiones.

Chaves afirmó que fue el Consejo Rector de la agencia IDEA, una empresa de Innovación, la que aprobó el incentivo y que el Consejo de Gobierno "se limitó a ratificarlo". "No hay nada que ocultar. Absoluta transparencia", insistió Chaves, quien aseguró que la Junta de Andalucía ha dado "todos los datos" sobre este caso en el Parlamento andaluz. Minutos después de la comparecencia de Chaves, el Pleno del Parlamento andaluz debatió hasta cuatro preguntas del PP-A sobre el caso Matsa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios