Condenado a 17 años y medio por asesinar a su mujer en Jerez

  • El juez considera que Raquel Barrera fue víctima de un asesinato con alevosía en 2014

La Audiencia Provincial de Cádiz condenó ayer a 17 años y medio de cárcel a José Antonio Cantalapiedra por matar a cuchilladas a su mujer, Raquel Barrera, en la madrugada del 6 de abril de 2014 en Jerez. Además, el autor confeso del crimen estar 25 años sin poder pisar Jerez ni acercarse a su hijo ni a los padres de la víctimaa, a quienes deberá indemnizar con 150.000 y 100.000 euros, respectivamente.

En su razonamiento, el magistrado Ignacio Rodríguez Bermúdez de Castro refrenda la calificación de los hechos como asesinato incidiendo en que el arma empleada fue "una navaja apta para acabar con la vida de una persona". Destaca, además, el lugar donde se hicieron las heridas mortales -el tórax- así como su profundidad y considera que hubo alevosía ya que "se acercó a la víctima por el lado lateroposterior y desde allí le asestó las puñaladas". "No tuvo oportunidad alguna de defenderse, al ser el ataque sorpresivo y sin aviso", añade. Finalmente, incide en que la víctima se encontraba "bajo los efectos del alcohol", lo que "le limitaba la capacidad de reacción y defensa".

El abogado de Cantalapiedra solicitó una serie de atenuantes para rebajar la pena pero solo uno ha sido tenido en cuenta, el de embriaguez leve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios