Andalucía

El Ejecutivo se afanará en eximir al SAS de la muerte de una mujer en Urgencias

  • La oposición fuerza que las consejeras de Salud y Políticas Sociales expliquen, en comisión extraordinaria, las circunstancias del fallecimiento de una paciente en el hospital de Úbeda

La reunión de la Diputación Permanente celebrada ayer en el Parlamento con la presencia de María José Sánchez Rubio. La reunión de la Diputación Permanente celebrada ayer en el Parlamento con la presencia de María José Sánchez Rubio.

La reunión de la Diputación Permanente celebrada ayer en el Parlamento con la presencia de María José Sánchez Rubio. / josé manuel vidal / efe

Comentarios 3

Dos consejeras de la Junta tendrán que acudir al Parlamento en periodo inhábil para explicar las circunstancias de la muerte de una mujer en el hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, después de pasar doce horas en Urgencias, el pasado 28 de diciembre. Las titulares de Salud, Marina Álvarez, y de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, comparecerán en sendas sesiones extraordinarias de sus comisiones para explicar cómo pudo fallecer Aurelia Doina, una mujer de 64 años de origen rumano, que fue trasladada al centro hospitalario jiennense desde la residencia concertada en la que vivía tras empeorar su estado de salud.

La oposición en pleno forzó ayer la comparecencia de las dos consejeras en sendas sesiones extraordinarias de las comisiones de Salud e Igualdad y Políticas Sociales que todavía no tienen fecha. El PSOE rechazó las propuestas de PP, Podemos e IU porque, según explicó su portavoz, Mario Jiménez, no se han resuelto aún las investigaciones puestas en marcha por la Administración y por la Policía.

El PSOE apostaba por esperar hasta que el SAS finalice la investigación del suceso

"No hay rigor en lo que plantean", espetó el político onubense durante el debate, antes de emplazar al resultado de la investigación reservada, abierta en el propio hospital. Sin embargo, Jiménez adelantó que la mujer fallecida fue valorada a su llegada "en dos minutos" y después los trabajadores la llamaron "una y otra vez" sin recibir respuesta, hasta que, doce horas después de su entrada en el centro, cuando se percataron de que había muerto.

Marina Álvarez tendrá que explicar los pormenores del suceso antes de que acabe enero y no después, como aspiraba el PSOE. En su comparecencia aclarará también -dijo la portavoz popular, Carmen Crespo-, si estaba o no activado el Plan de Alta Frecuenciación del SAS aquel 28 de diciembre. Y tendrá que responder a las críticas de sus socios de Gobierno, puesto que ayer la parlamentaria de Ciudadanos Marta Bosquet afeó a la Junta sus "errores de gestión", toda vez que defendió que la Administración cuenta con recursos suficientes.'

Asimismo, tendrá que pasar por el Parlamento María José Sánchez Rubio, puesto que Aurelia Doina vivía en una residencia para personas mayores sustentada con fondos de la Junta y que competen a su departamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios