Un Guardia Civil asegura que se pueden comprar exámenes en un bazar

  • Se investiga un entramado de tráfico ilegal de pruebas de acceso a la Benemérita. La Justicia imputa a 14 personas por delitos continuados de revelación de secreto y falsedad en documento oficial.

Comentarios 3

Un guardia civil ha asegurado en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid contra un entramado de tráfico ilegal de exámenes de acceso a la Benemérita que "actualmente" los aspirantes a entrar pueden comprar cuestionarios de convocatorias anteriores en un bazar llamado El Olivo, ubicado enfrente de la Academia de la Guardia Civil de Baeza, en Jaén.

El juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid sienta en el banquillo de los acusados a 14 personas, entre ellas varios guardias civiles. Se enfrentan a penas que oscilan entre los diez años y los seis meses de prisión por delitos continuados de revelación de secretos, con grave daño a la causa pública, y falsedad en documento oficial. 

En la prueba testifical, ha comparecido un guardia civil que ha confirmado la versión ofrecida la pasada semana por uno de los acusados. Antonio F.D, destinado en la Comandancia de la Guardia Civil de Orense, reconoció en su declaración que compró un examen en El Bazar El Olivo, donde "todo el mundo sabía que se podían adquirir". 

En la sesión de esta mañana, el testigo ha manifestado que en la Academia de Baeza había rumores de que en la tienda se vendían cuestionarios con preguntas de exámenes de años anteriores. "Y actualmente también", ha reconocido, lo que ha despertado las risas entre algunos de los procesados.

Relato de la fiscalía

En el escrito de acusación, el fiscal relata que Paulino O.R. era el encargado de preparar, elaborar, custodiar y corregir los exámenes de acceso al Cuerpo y Promoción Interna de otros cargos del Instituto Armado. Entre sus cometidos figuraba también el de auxiliar y vigilar los exámenes hasta su traslado a Baeza, donde se celebraban las pruebas.

Durante 1997 y 2000, el procesado facilitó presuntamente las preguntas del examen a Antonio del P.V., quien a su vez se las habría entregado a otros conocidos suyos en Las Palmas de Gran Canaria, entre ellos la acusada Carmen D.M.

Paulino O.R. habría hecho lo mismo con otros acusados, quienes se encargaban de distribuir los exámenes bajo precio en otras comunidades autónomas. En el caso de que los amigos o familiares hubieran suspendido las pruebas, se alteraban los resultados de los exámenes. 

Al mismo tiempo, el entonces director del Centro de Estudios Cumbre, José Luis A.G., se encargaba de facilitar los certificados académicos necesarios para el acceso a la Guardia Civil a los aspirantes que no tenían el título de secundaria. 

El acusado expedía certificados de estudios a personas que ni siquiera habían estado matriculadas en el centro, que depende del colegio Ramiro de Maeztu.

Alteración de los resultados

Paulino O.R. habría hecho lo mismo con otros acusados, quienes se encargaban de distribuir los exámenes bajo precio en otras comunidades autónomas. En el caso de que los amigos o familiares hubieran suspendido las pruebas, se alteraban los resultados de los exámenes. 

Al mismo tiempo, el entonces director del Centro de Estudios Cumbre, José Luis A.G., se encargaba de facilitar los certificados académicos necesarios para el acceso a la Guardia Civil a los aspirantes que no tenían el título de secundaria. 

El acusado expedía certificados de estudios a personas que ni siquiera habían estado matriculadas en el centro, que depende del colegio Ramiro de Maeztu.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios