La Junta espera que el Gobierno le apruebe en julio el plan de ajuste fiscal

  • Aguayo revela que el departamento de Salgado receló en abril del 'sale and lease back'

En abril, siete comunidadades autónomas (Castilla y León, Murcia, Cantabria, Asturias, Galicia, Aragón y Canarias) obtuvieron el aprobado del Gobierno sobre los planes de reequilibrio financiero, es decir, las medidas para rebajar el déficit en las comunidades y ayudar al Estado a cumplir los objetivos impuestos por la Unión Europea. Andalucía quedó fuera, junto a Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla-La Mancha. Sobre el caso andaluz, la propia vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, detalló que le faltaban "pocos detalles y ajustes".

Ayer la consejera andaluza de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, reveló en comisión parlamentaria a petición del PP cuáles fueron esos "flecos". El departamento de Salgado reclamó una aclaración sobre la medida del sale and lease back que el Gobierno andaluz introdujo ya en sus Presupuestos de este año, y que consiste en la venta de inmuebles de la Junta a sus empresas públicas y posterior alquiler al Gobierno andaluz. Según Aguayo, la Intervención General de Hacienda recibió de buen grado la explicación de la Junta, "con la tranquilidad de que es una operación perfectamente defendible".

Rematados esos flecos, Martínez Aguayo estimó que en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a celebrar en julio, el plan de reequilibrio financiero de la Junta obtendrá la aprobación del Gobierno. "Imagino que próximamente se declarará idóneo y se aprobará en julio", dijo la consejera.

Aguayo había defendido que la Junta no tenía "prisa" en tener aprobado este plan por la "cadencia" de su endeudamiento. Según Aguayo, el Gobierno andaluz aún tiene liquidez y no necesita autorización para nuevas emisiones de deuda. "No hay una necesidad imperiosa, por lo que vamos a desdramatizar este plan en cuanto a los tiempos", reclamó Aguayo al diputado del PP Salvador Fuentes.

Más indecisa estuvo la consejera en cuanto a la posibilidad de que Andalucía no llegue al objetivo de reducir el déficit al final de año al 1,3%, límite impuesto para las comunidades. En el primer trimestre el déficit de Andalucía se situó en el 0,75%, que Aguayo achacó a los ingresos que se retrasarán a final de año (como los del lease back) y a los pagos que ya se han tenido que producir como adelantos a los ayuntamientos. "Hemos tenido una carga de gasto. El objetivo a lo largo del año irá para bien o para mal, porque es muy difícil cumplirlo y habrá que ver cuántas comunidades lo hacen. Es difícil, pero en ello estamos", dejó Aguayo una sombra.

1,3%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios