La Junta insiste en que "quiere formar parte de la solución de Astilleros"

  • La consejera de la Presidencia, Mar Moreno, responde a las críticas de los obreros de Sevilla pero no alude a Huelva

La Junta de Andalucía no se da por vencida en el caso de Astilleros de Sevilla (en un 80% propiedad de Astilleros de Huelva). La consejera de la Presidencia, Mar Moreno, reiteró ayer que el Gobierno andaluz "viene demostrando que quiere formar parte de la solución de astilleros" y que quiere "trabajar con intensidad desde el diálogo con los representantes de los trabajadores, con realismo y dentro del margen de la ley". Moreno respondía así a las críticas de los trabajadores de la factoría hispalense, que el día anterior aseguraban sentirse engañados ante la presentación de un concurso de acreedores voluntario para la factoría.

La consejera de la Presidencia se mostró dispuesta a seguir con el diálogo entre todas las partes y que la Junta de Andalucía esté presente en el avance de una solución definitiva y estable que de tranquilidad a los trabajadores de astilleros y al futuro. Sin embargo, Moreno no aludió de forma concreta a Astilleros de Huelva, cuyos trabajadores esperan la respuesta de las administraciones a la propuesta hecha para el plan social.

En la capital vecina, los trabajadores de Astilleros de Sevilla temen un posible cierre, ya que tras más de un año y medio de búsqueda de soluciones de futuro para dicha factoría la empresa ha anunciado que presentará concurso voluntario de acreedores en octubre. Con todo, el objetivo de la presentación del concurso voluntario es "salvaguardar a la empresa frente a la presentación de un concurso necesario, que impediría la puesta en marcha de un posible plan industrial, y ofrecer las garantías suficientes para establecer dicho plan antes de que finalice el plazo", según aseguraron a Europa Press fuentes cercanas al proceso. En este sentido la situación actual se podría mantener hasta mediados de octubre, con la empresa "protegida".

Desde el pasado mes de mayo la Junta y el Ministerio intentan buscar nuevos inversores ante la difícil situación financiera de los astilleros de Huelva y de Sevilla, que acumulan una deuda de 300 millones y necesitan financiación para reactivar los cinco barcos que tienen en su cartera de pedidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios