PP e IU acusan a Educación de "mirar hacia otro lado" tras el PISA

  • UGT pide otro pacto educativo y exige a la Junta que alcance el 7% en inversión

Comentarios 8

10.500

El Gobierno andaluz admitió ayer que es consciente de las "dificultades" en materia educativa que tiene la comunidad y que el informe PISA pone de manifiesto que Andalucía "no mejora a la velocidad adecuada", algo que no convenció a PP e IU, que acusaron al Ejecutivo de "mirar para otro lado". El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, compareció en el Parlamento para informar de la evolución y diagnóstico del sistema educativo andaluz, y aludió al informe PISA 2009, que sitúa de nuevo a la comunidad por debajo de la media nacional y europea en comprensión lectora, matemáticas y ciencias. Según explicó el consejero, los datos reflejan un avance del alumnado andaluz en lectura, la competencia en la que era más débil en la evaluación realizada en 2006, aunque reiteró que los resultados ponen de manifiesto que "no mejoramos a la velocidad que nos gustaría" en esta materia, informó Efe.

Especialmente duro con el consejero fue el diputado del PP Santiago Pérez, quien, después de reclamar un "plan regional" en materia educativa, dijo que los datos han provocado "sonrojo e indignación", aunque añadió que pese a todo "a nadie le sorprende" porque Andalucía lleva "mucho años a la cola", y mientras tanto la postura es la "de mirar hacia otro lado". Tras acusar a la Junta de ofrecer "discursos segados" y de usar "triquiñuelas" para maquillar los malos datos en materia educativa, el parlamentario popular apuntó que el sistema educativo andaluz "no resiste ninguna comparación", porque, además de silenciar los defectos con propaganda, se demuestra que el sistema "adolece de algo muy importante: que no tenemos un sistema educativo".

El diputado de IU Ignacio García lamentó que el consejero haya "despachado" este asunto con el argumento de que Andalucía "mejora lentamente" y señaló que en esta materia la Junta actúa de manera "insuficiente", sobre todo para un Ejecutivo "que pone la educación como elemento central de la acción política".

La Federación de Enseñanza de UGT en Andalucía hizo ayer un nuevo llamamiento a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria y a los agentes sociales y económicos para que se esfuercen, "ahora mas que nunca", por conseguir un Pacto por la Educación. UGT exigió a la Junta que incremente las inversiones destinadas a educación hasta alcanzar el 7% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que según el PIB regional previsto para 2011 ascendería a unos 10.553 millones de euros. En 2011, el Presupuesto andaluz prevé 6.144,6 millones de euros en educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios