El PSOE y el PP en Andalucía, satisfechos con los resultados

  • Los socialistas extrapolan los resultados a las autonómicas y ven una mayoría absoluta "con holgura"· Arenas fija en septiembre el arranque de las municipales

Comentarios 5

Todos "satisfechos", todos "contentos". En el PSOE y en el PP. Sus respectivos análisis autonómicos les llevaron ayer a la misma conclusión: los resultados les fueron favorables. Unos porque vieron que se mantienen como fuerza más votada, y otros porque acortan distancias. Los primeros, porque, con alivio, comprobaron que la crisis y el cambio presidencial, a poco más de un mes de la consulta europea, les ha desgastado mucho menos de lo que cabía esperar. Los segundos apuntaron a la "pérdida de apoyos" en los socialistas como la señal inequívoca de que están en el "buen camino" para la próxima cita con las urnas municipales de 2011.

La lectura que más interesó presentar al PSOE, tras la reunión matutina de su ejecutiva regional, fue la nueva "derrota" del PP y en la que el "perdedor" vuelve a ser Javier Arenas . Un partido y un líder incapaces, según el secretario de Organización del PSOE-A, Rafael Velasco, de plantar cara a la "victoria incontestable" de un PSOE que ha salido indemne del relevo "modélico" de Manuel Chaves y por el "acierto" en la elección de José Antonio Griñán como nuevo presidente. Un PP cuya campaña "sucia", "infame" e "injuriosa" ha hecho tan poca mella en el recuento de papeletas como la actual coyuntura económica, gracias a las medidas anticrisis activadas por el Gobierno andaluz.

Ese fracaso popular, medido en el triunfo en 118 municipios frente a los 648 del PSOE, y en ocho puntos porcentuales de distancia (47,9% de los votos recibieron los socialistas frente al 39,8% del PP), también tuvo una interpretación autonómica. Pese a ser un resultado casi idéntico al de las elecciones de marzo de 2008, aunque no extrapolable, Velasco sí quiso trasladarlo. "El PSOE mantendría con holgura su mayoría absoluta", aventuró, aunque luego confió en que para 2012 esa diferencia "será mayor", salvo cambio de estrategia del PP.

En ese examen de los resultados, precisamente, no quiso adentrarse demasiado el PP. En el discurso con el que dio por cerrada la reunión del comité directivo Regional, Javier Arenas obvió la comparación de estos comicios europeos con los autonómicos. La razón: sólo han logrado arañar un punto a los socialistas.

Así, prefirió ensalzar el éxito alcanzado por el PP a nivel nacional. Optó por defender cómo la mayor subida del PP se ha producido en Andalucía. Y sobre todo, midió los porcentajes de las elecciones europeas de 2004 y 2009 en la comunidad para mostrar esa rebaja de once puntos al PSOE. De hecho, se valió del avance en estos cinco años para lanzar una advertencia: "Griñán tenía su primer examen tras la huida de Chaves, y le hemos recortado once puntos", afirmó, a la que vez que decía no entender por qué en el PSOE estaban tan contentos.

Con estos datos, perfiló la cercanía de un "nuevo tiempo" de caída "imparable" del PSOE y un crecimiento del PP del que, por primera vez, Arenas reconoció que se le felicitó en Génova. "En otras ocasiones los resultados en Andalucía impedían la victoria (en Madrid), pero ahora, donde más ha subido el PP es aquí", arengó a su partido, aunque con mucho menos brío del habitual, fruto del cansancio por la campaña, como él mismo reconoció.

Arenas también quiso echar un vistazo a este último mapa electoral para constatar su progreso urbano y costero, y la victoria "a tiro de piedra" en cinco provincias: Málaga y Almería, donde ya lograron "resultados fantásticos", y Cádiz, Córdoba y Granada. Y con estos apuntes, fijar para septiembre el diseño de la estrategia para las municipales de 2011, en la que ya perfiló sus claves: ganar en las capitales, afianzarse aún más en la costa, alcanzar el gobierno de las diputaciones y 50 ó 60 municipios de interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios