El PSOE andaluz abre la brecha con el PSC por el referéndum

  • El número dos, Mario Jiménez, no entiende la posición y la califica de "peligrosa"

Comentarios 1

El secretario de Organización del PSOE andaluz, Mario Jiménez, verbalizó ayer en Jaén lo que ya va siendo un sentimiento común en su partido, al menos en Andalucía: el hartazgo con las posiciones del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) sobre la el encaje de esta comunidad en España. Jiménez, que es el número dos de un partido, cuyo secretario general es José Antonio Griñán, también presidente federal de esta formación, aseguró ayer desde Jaén que no entendió la postura que el PSC adoptó el jueves pasado en el Parlamento catalán, cuando sus diputados se abstuvieron ante la propuesta de Artur Mas de convocar un referéndum soberanista en la próxima legislatura. "Esperaba -afirmó Jiménez- una postura más clara y contundente en defensa de Cataluña, de España y de la Constitución". Para Jiménez, lo que ocurrió en el Parlamento es "muy peligroso, porque la salida, la solución y la respuesta tienen que estar en la Constitución".

El PSC se abstuvo, pero su parlamentario Ernest Maragall, ex consejero de Educación y hermano del ex presidente, votó afirmativamente a la convocatoria de la consulta. Esto ya provocó que el jueves por la noche el propio José Antonio Griñán difundiera un mensaje a través de las redes sociales en las que le decía adeu a Maragall. Y es que este puntal del socialismo catalán también se despidió de "Rubalcaba, Griñán y Elena Valenciano". La consejera de Presidencia, Susana Díaz, fue más cauta. Desde el Algarve, aseguró que era "respetuosa" con el PSC, aunque tiene "absolutamente claro que la respuesta está en la Constitución".

Griñán lleva semanas preparando su propuesta de federalismo para España como conclusión del desarrollo autonómico, aunque lo condiciona a un gran pacto entre todos los partidos. Sin embargo, desde el PSC, el que será probable candidato a las elecciones autonómicas del 25 de noviembre, Pere Navarro, ha solicitado un modelo de "federalismo asimétrico" que Griñán rechaza. Fuentes socialistas indicaron que la propuesta no estará madura hasta después de las elecciones catalanas, cuando se espera un mal resultado del PSC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios