Prisión para el hermano de Marisol Yagüe

  • Juan Antonio Yagüe, hermano de la ex alcaldesa de Marbella, regresó a España para entregarse a las autoridades, que habían dictado orden de busca y captura internacional.

El ex concejal del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Yagüe, hermano de la ex alcaldesa Marisol Yagüe, sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura internacional, ha sido ingresado en la prisión de Soto del Real tras regresar a España para entregarse voluntariamente a las autoridades.

El ex edil, que se fugó en 2006, se entregó el pasado viernes tras firmar un acta de manifestación y visado en el consulado español de Caracas (Venezuela), donde puso de manifiesto su intención de viajar a España para ponerse en manos de la justicia. Yagüe viajó por ello con un salvoconducto y desde el aeropuerto madrileño de Barajas fue trasladado a la prisión de Soto de Real, donde permanece ingresado pendiente de cumplir tres condenas, han informado a Efe fuentes judiciales. El citado centro penitenciario ha remitido escritos a varios juzgados de Málaga y Marbella en los que se presume que puede haber causas pendientes contra él para que lo aclaren.

El ex concejal se encuentra "bien anímicamente" dado que "se sentía preparado para regresar a España a afrontar lo que tenía pendiente", según han señalado las mismas fuentes, que han apuntado que la representación legal de Yagüe solicitará su traslado a la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre.

Juan Antonio Yagüe, ex concejal de Parques y Jardines en el Consistorio marbellí con el Grupo Independiente Liberal (GIL), huyó de la justicia en noviembre de 2006 tras ser condenado a un año de prisión por un delito urbanístico. El Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga había ordenado una semana antes su encarcelamiento junto con otros seis ex ediles del GIL por haber autorizado una licencia de obras en enero de 1999 para la construcción de 150 viviendas, garajes y locales comerciales en un suelo calificado como zona verde.

Yagüe justificó entonces su huida de la justicia al considerarse "cabeza de turco en España", según apuntaron a Efe fuentes próximas a la familia del ex edil, que dejó en España a su mujer y sus dos hijos cuando abandonó el país. "Estaros tranquilos, estoy y estaré bien, pero no entiendo qué está ocurriendo con la Justicia y no me voy a presentar", explicó a su familia por teléfono el ex concejal, que aseguró en aquellas fechas que su ingreso en prisión se debía al "boom urbanístico por el caso Malaya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios