Tromba de agua en Cádiz y Málaga

  • Los casos de anegaciones, cortes de carreteras y personas atrapadas en sus vehículos por la lluvia y el viento se multiplican en las dos provincias · La alerta naranja se mantiene hasta hoy

Tres semanas después de que un fuerte temporal asolara la provincia de Cádiz provocando anegaciones de locales, cortes de carreteras y hasta el encallamiento de varios barcos en el Estrecho de Gibraltar, el viento y sobre todo la lluvia volvieron a ser los protagonistas ayer en el mismo escenario. También sobre la provincia de Málaga cayó una tromba de agua de hasta 130 litros en doce horas. Granada registró fuertes lluvias y la estación de esquí de Sierra Nevada acumuló una gran cantidad de nieve. Los cañones dejaron de funcionar ayer y no volverán a arrancar hasta que no remita el temporal, una tormenta que estuvo acompañada de vientos muy fuertes.

Sobre la provincia de Cádiz se volvió a decretar la alerta naranja y la lluvia podría haber acumulado 80 litros por metro cuadrado en doce horas en áreas concretas como la Sierra de Grazalema y el Campo de Gibraltar.

En la comarca gaditana de la Janda un matrimonio quedó atrapado en su vehículo al ser arrastrado por el caudal del río Álamo, a la altura de la carretera de Alcalá de los Gazules a Paterna. La pareja pudo ser rescatada por dos agentes y presentaban síntomas de hipotermia. Las incidencias se multiplicaron en otros municipios de la zona con cortes de carretera en Paterna y en Vejer. En la N-340 se formaron balsas de agua que dificultaron también el tráfico. Los alrededores de algunas zonas escolares de Conil se convirtieron en lagunas, por lo que algunos padres tuvieron que recoger a sus hijos de los colegios trasladándolos en brazos.

El río Iro bajaba más caudaloso de lo normal en Chiclana, donde también se tuvo que interrumpir el tráfico de algunas vías. Además de anegaciones puntuales, se rompió una tubería en la zona de Los Gallos por lo que se cavó una zanja para evitar que las aguas fecales entraran en viviendas cercanas.

En el Barrio Jarana de Puerto Real las inundaciones en algunas viviendas obligó al desalojo de sus vecinos, mientras que en El Puerto de Santa María los Bomberos tuvieron que rescatar a otra persona atrapada en su vehículo, que quedó aislado por el aguacero. Una vez más, la situación obligó a cortar la vía de servicio de la A-491.

Cuatro viviendas de la localidad serrana de Arcos de la Frontera fueron desalojadas por un corrimiento de tierra. Los Bomberos tuvieron que intervenir en Villamartín y Olvera.

En Jerez varias vías públicas en distintas zonas de la ciudad quedaron inundadas, como el acceso al cementerio y El Portal. El viento provocó también la caída de un árbol sobre varios automóviles en la barriada de Icovesa.

El Cuerpo de Bomberos realizó hasta treinta intervenciones en el Campo de Gibraltar. Las conexiones marítimas con Tánger se suspendieron y un colegio de Tarifa quedó anegado con agua fecales. En Los Barrios, cien alumnos tuvieron que desalojar las aulas prefabricadas en las que tomaban clase.

La lluvia que cayó durante doce horas sembró el caos en la provincia de Málaga. Viviendas y calles anegadas en varios municipios, un polígono desalojado en Mijas, tres personas rescatadas en Estepona y el corte de la línea ferroviaria a su paso por Ronda fueron las principales consecuencias de la tromba de agua que cayó ayer.

Una mujer y su hijo de diez años quedaron encerrados en su coche intentado cruzar el río Guadalobón en Estepona, pero pudieron ser rescatados por un grupo de operarios municipales. En la misma localidad, los Bomberos rescataron de su vehículo a un hombre de 38 años. La fuerte corriente lo arrastró 20 metros y quedó rodeado de cañas.

La zona occidental de la provincia fue la más afectada. Unas treinta personas que trabajaban en el polígono de la Vega de Mijas tuvieron que ser evacuadas a última hora de ayer por el riesgo de que se desbordara un arroyo cercano y se inundaran calles y naves industriales. En Benalmádena se tuvo que achicar agua de varios sótanos y viviendas. En un restaurante mientras se retiraba el excedente de agua de uno de los sótanos comenzó un incendio que dañó gran parte del techo de otro de los salones. También se produjeron inundaciones en Torremolinos.

La alerta naranja se mantiene hasta hoy en Cádiz, Málaga, Granada y Almería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios