Valderas también deja en el aire la continuidad de José Chamizo

  • El líder de IU no tienen entre sus prioridades la renovación del Defensor del Pueblo, en funciones

Comentarios 2

Ni PSOE ni PP tienen entre sus prioridades la renovación del Defensor del Pueblo andaluz, en funciones desde marzo. Tampoco IU, según expresó ayer el vicepresidente de la Junta y coordinador general de la formación, Diego Valderas, preguntado en rueda de prensa tras mantener una reunión con el actual titular de la institución, José Chamizo, que ha manifestado su voluntad de continuar en el cargo tras 14 años si hay consenso.

Los tres partidos políticos tienen que acordar el nombre propuesta al Parlamento y la posibilidad de que Chamizo continúe ha encontrado, primero, las reticencias del PP manifestadas tras el apoyo expreso de Chamizo a los actos del SAT, la indiferencia del PSOE y, ayer, la pasividad de Valderas, que no encontró entre las prioridades de su formación la renovación de este cargo, pese a que acudió a la sede de la institución a manifestar su "reconocimiento" al trabajo de la institución y de su titular. Valderas también matizó cuando se le preguntó por su "respaldo" a Chamizo para insistir en su "reconocimiento".

En abril, Valderas le mostró "toda su confianza" a Chamizo para la reelección. En su habitual ambigüedad, Valderas señaló a preguntas de los periodistas que la renovación de este cargo "se debe guisar con tranquilidad" y antepuso las prioridades sociales a las "legislativas". El también vicepresidente de la Junta señaló que "todos los consejeros y consejeras" del Ejecutivo autonómico trabajan para tratar de aliviar "el sufrimiento de los más débiles".

Por su parte el propio Chamizo restó importancia al debate sobre su continuidad y dijo que para nada está "agarrado a la silla" y que lo que le preocupa de verdad son "las angustias y tragedias" que llegan a diario a su oficina.

Así las cosas el cargo de Defensor del Pueblo andaluz parece condenado a la interinidad hasta que los grupos políticos quieran llevar al Parlamento un nombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios