Los alumnos de Infantil con retraso o discapacidad podrán seguir en ese ciclo

  • El Plan de Acción Integral para personas con Discapacidad extenderá las prácticas flexibles en este ámbito para dar guías de actuación a los equipos de orientación a la hora de tomar decisiones

Comentarios 2

Los alumnos de entre 3 y 6 años que estén escolarizados en el segundo ciclo de Educación Infantil y que tengan algún tipo de discapacidad o presenten retraso madurativo podrán permanecer un año más en este etapa para afianzar los conocimientos básicos de la misma antes de pasar a Primaria, según el II Plan de Acción Integral para personas con Discapacidad en Andalucía.

Fuentes de las consejerías de Educación y de Igualdad y Bienestar Social han explicado a Europa Press que es, a estas edades tan tempranas, cuando los niños "absorben" gran parte de las competencias y destrezas básicas que van a necesitar para su formación posterior, por lo que resulta "imprescindible" que, aquellos que tengan más dificultades, puedan permanecer otro año más en Infantil. Hasta la fecha, este tipo de "flexibilización" se ha puesto en marcha casi de manera excepcional. En el curso 2009-2010, por ejemplo, solo ocho niños en toda Andalucía permanecieron hasta los siete años en esta etapa. Con la aprobación del mencionado plan, lo que ambas consejerías pretenden es "normalizar" estas adaptaciones curriculares y proporcionar a los centros una especie de protocolo de actuación que contemple qué hacer cuando el Equipo de Orientación de un centro detecta que un menor necesita permanecer más tiempo en Infantil o cuando una familia lo pide.

Sin embargo, como han precisado desde Educación, la flexibilización también será posible a partir del próximo curso 2011-2012 para los alumnos con altas capacidades intelectuales o sobredotación. En estos casos, se les adelantará, previo diagnóstico, un año, de manera que puedan empezar a cursar la Primaria con cinco años en lugar de con seis.

Para el director general de Discapacidad en la Consejería para la Igualdad, Gonzalo Rivas, este tipo de medidas son "básicas" para romper aquellas barreras "que no son obvias, como las físicas". "La detección precoz y la flexibilidad son fundamentales porque, de lo contrario, después nos encontramos con niños de 12 ó 13 años con fracaso escolar por no haber trabajado más en profundidad con ellos antes", ha explicado.

El II Plan de Acción Integral para personas con Discapacidad en Andalucía, recientemente aprobado, también contiene más medidas en su capítulo de Educación. Entre ellas, la actualización de las funciones del profesorado especialista en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje que trabaja en centros de Infantil y Primaria, así como la promoción de "nuevos perfiles profesionales que permitan la asistencia integral al alumnado con necesidades educativas especiales". Según Rivas, esto último será "vital" tanto para los menores como para los propios centros, ya que posibilitará la presencia permanente en las escuelas infantiles y colegios de "monitores de todo tipo, entre ellos, de educación especial o de lenguaje de signos". Aunque este punto está aún por concretar y desarrollar (la vigencia del plan es hasta 2013) porque "se necesita del consenso de los sindicatos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios