Los ecologistas elevan a 64 las playas con bandera negra

  • Los conservacionistas subrayan que la actividad urbanística, los vertidos y la actividad industrial continúan como las principales agresiones al litoral andaluz

Comentarios 23

Ecologistas en Acción de Andalucía, por decimotercer año consecutivo, ha condecorado con el dudoso galardón de una bandera negra a aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral. Esta denuncia, que presentará mañana a nivel regional responsables de la organización conservacionista, eleva a registros inéditos el número de banderines: 64 banderas negras y 80 puntos negros repartidos por la costa andaluza.

Se superan así las 50 playas del año pasado, y se incorporan nuevos problemas a los que aún no se han subsanado.

La mayoría de los casos denunciados obedecen a la actividad urbanística, por la construcción de paseos marítimos, escolleras o puertos deportivos. También por vertidos de aguas residuales al mar o la contaminación de las aguas procedentes de la actividad industrial y de los puertos.

En un repaso de costa a costa, Ecologistas en Acción critica en el litoral de Huelva la frecuente presencia de playas artificiales e intervenidas a costa del dinero público. La organización denuncia el "arreglo" de playas antes de la cita electoral, que ha destrozado zonas de transición entre la playa y las dunas. Es perenne en esta provincia la presencia de depuradoras "caducas e inútiles" y la fuente de problemas que ocasiona la presencia de chiringuitos en dominio público, añaden los ecologistas.

Cádiz es ejemplo del modelo insostenible de crecimiento urbanístico, con ocupación y destrucción de zonas de alto interés ecológico y paisajístico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia, anotan. Hay que sumar en la Bahía de Algeciras el bunkering, las gasolineras flotantes fondeadas en esta zona.

En Málaga los ecologistas pintan un paisaje "desolador", como ya se denunciaba en anteriores ediciones, ya que el entorno de las playas se halla prácticamente urbanizado en su totalidad y la zona de servidumbre de cien metros desde la costa está ocupada en demasiadas ocasiones. Y el urbanismo continúa con la construcción de canteras marinas para la regeneración de las playas o ampliaciones gigantescas de puertos deportivos, añaden.

En la provincia de Granada, desde el límite de la provincia de Almería hasta la Rábita, "toda la orilla del mar es un estercolero de residuos agrícola, plásticos y envases de fitosanitarios, y el dominio público marítimo terrestre en su totalidad está ocupado por los invernaderos", denuncian.

La provincia de Almería sigue contando con El Algarrobico, que ya de por sí le da un suspenso a juicio de los ecologistas, pero añade proyectos de ampliaciones de puerto que van a afectar a reservas marinas de alto valor ecológico. Un año más, exponen los ecologistas, ésta sigue siendo la constante en este tramo del litoral andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios