Los juristas creen que el reglamento contra el ruido es un paso atrás

  • La nueva normativa autonómica prevé sanciones de hasta 300.000 euros

Comentarios 2

El nuevo reglamento andaluz sobre el ruido, previsto para su aprobación a finales de este año, supone un paso atrás sobre la regulación existente, incrementará las denuncias vecinales y no evitará conflictos, según la asociación Juristas contra el Ruido. El abogado sevillano Joaquín Herrera, presidente nacional de Juristas contra el Ruido, recordó ayer que el ruido es el principal problema medioambiental en las capitales andaluzas, según el último Ecobarómetro, y el reglamento que prepara la Junta supone, a su juicio, "un indudable paso atrás sobre el actual".

La calidad de vida sonora que tendrán los andaluces será con la ventana cerrada, pues así es como se prevén las mediciones, dijo Herrera, quien se preguntó si la Junta "subvencionará los aires acondicionados" y si los vecinos "tendrán derecho a orear sus casas". Juristas contra el Ruido lamenta que la nueva normativa suba los límites, reduzca la protección al ruido de impacto, al ruido de los supermercados y un largo etcétera".

La Junta aprobará antes de fin de año la nueva normativa, que prevé sanciones de hasta 300.000 euros, impone la obligación a todos los municipios de elaborar ordenanzas contra el ruido y contempla auxiliar a los vecinos cuando sus denuncias no sean atendidas. La Administración ha rechazado la mayoría de las alegaciones presentadas por Juristas contra el Ruido al nuevo reglamento y no ha aceptado, por ser competencia municipal, la que pedía que no se permitiese abrir las actividades ruidosas hasta la concesión de la licencia definitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios