Crítica de Cine

La pintura y la ortodoxia

Una imagen del documental dirigido por José Manuel Gómez Vidal. Una imagen del documental dirigido por José Manuel Gómez Vidal.

Una imagen del documental dirigido por José Manuel Gómez Vidal. / d. s.

Los fastos del Año Murillo no podían pasar sin su correspondiente documental oficial, bendecido por las instituciones organizadoras, con apoyo de Canal Sur y presentado con honores durante el pasado SEFF.

Premiado ayer mismo en el Festival de Huelva, este documental se gestaba oportunamente hace tres años de la mano de su director, José Manuel Gómez Vidal, y responde a una clara vocación didáctica y divulgativa que se traduce en unas formas académicas y ortodoxas guiadas por las voces (todas consonantes) de autoridad de una serie de expertos (catedráticos, restauradores, directores de museos) en la vida, obra y legado del gran pintor sevillano: Benito Navarrete, Enrique Valdivieso, Gabriele Finaldi, Guillaume Kientz, Valme Muñoz o Pedro G. Romero relatan los periodos, características, la oscilante valoración y contexto histórico de la obra de Murillo con la clásica corrección académica y en perfecta cronología de los hechos, apenas salpicada por el gracejo de anticuarios que, como Miguel Caiceo, ponen el toque popular a una operación de qualité.

Es por eso que, dentro de su aseado formato, desentonan esas salidas de justificación hacia la contemporaneidad (el grafiti-mural en las Tres Mil Viviendas, las estampas callejeras que buscan actualizar los temas populares) o esa innecesaria inundación de música de prestige (de la clásica barroca a las imitaciones de Arvo Part) que termina por poner una gruesa capa de distancia sentimental entre el ojo y la pintura.

Tal vez por ello lo que más nos interesa sea esa secuencia inicial en la que dos pintores-imitadores nos hablan, mientras trabajan, del trazo, las texturas y la propia materia pictórica en Murillo, el verdadero asunto que todo documental sobre pintura debería poner en primer plano, como bien nos enseñaron los Straub. No es el caso, aunque no por ello este ameno trabajo audiovisual gratificará a ese público natural que tanto gusta de verse reflejado en la gran pantalla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios