Militancia de caseta, vino de aquí y gazpacho verde

  • La Marimorena, caseta joven premiada en las dos últimas ediciones del Corpus, ofreció una cata de Pago de Almaraes, la tradicional comida del PSOE estuvo menos 'colapsada' que otras veces y en La Alboreá probamos gazpacho de aguacate

Siete puntos menos son para que se atragante el langostino. Hasta las gambas tenían una expresión alicaída en la tradicional comida de Corpus de los socialistas. Los recientes resultados del PSOE en las elecciones europeas (en la capital) dejaron a medio gas la celebración. De hecho, los miembros del partido provincial tienen previsto hacer su comida el próximo viernes y se echaron de menos algunas caras habituales. Eso sí, a pesar del reducido aforo, los treinta platos de las doce variedades volaron. Las penas con pan son menos y se registró más participación en las mesas de la caseta, sobre todo en los turnos de servir el marisco, los boquerones y la carne al ajillo, que en las mesas electorales de las elecciones del pasado domingo.

Lejos queda la entrada triunfal en la caseta de Manuel Chaves, cabeza visible entonces de los andaluces, que en 2007 con la precampaña de las municipales a la vuelta de la esquina estuvo al quite de los platos de jamón en la caseta de su partido. Incluso la ex ministra Carmen Calvo se dejó ver en otra ocasión en el Real granadino. Sin embargo, esta vez las cabezas de cartel eran más locales. Jesús Huertas, Pedro Benzal, María del Mar Villafranca, Carmen Solera, Chema Rueda, Higinio Almagro, Isidro Olgoso, coqueto como él solo y con traje blanco a juego, fue el único que se trajo su propio sombrero blanco, que destacaba entre los de paja que habían repartido con publicidad del Metropolitano. Cuando se pueda subir al ferial en metro, seguro que ya le habrán encontrado una nueva ubicación al recinto que no entre dentro del trazado.

Puede que para entonces, Javier Lisarte, de 28 años y presidente de la caseta La Marimorena ya no sea el representante más joven de todos los caseteros dentro de la Federación. Los nueve socios de esta peña, que ha sido distinguida en los dos últimos años como la mejor caseta joven del ferial, tenían claro lo que querían hacer. La Marimorena es un pequeña caseta -tiene un único módulo- en la que se puede estar muy a gusto con música y un ambiente tradicional. Este año tendrán que vérselas con la caseta Por Peteneras, que debuta en el albero y también aspirará a ese galardón de mejor caseta joven. Y los mejores jóvenes con el mejor vino joven de Granada. La Marimorena ofreció ayer una cata de la bodega de Benalúa de Guadix, Pago de Almaraes.

Una degustación de su conocido tinto Almaraes que fue precisamente el que le sirvieron a Sus Majestades los Reyes de España cuando asistieron en la reciente inauguración del restaurante del Museo memoria de Andalucía. Según dicen, Don Juan Carlos quedó encantado en particular con la suavidad del blanco Mencal cosecha.

Los vinos de las bodegas Pago de Almaraes, creada en 2001, son los vinos más premiados de España en 2009. El Zarcillo de Plata y el premio Challenge Internacional du Vin, de Burdeos (Francia), en el que estaban presentes más de 70 países: una medalla que acredita la calidad de los caldos accitanos y el buen hacer de esta joven empresa.

Vinos de aquí con premio

Con un ligero regusto de manzana en una pituitaria poco ducha en catas, el Mencal madera tiene muchos más matices en paladares más expertos según nos explicó el madrileño Eduardo Blanco, enólogo de la bodega. "Hay muchos aromas a cítricos que los aporta la variedad moscatel que es la que nosotros usamos y después, naranja amarga, plátano, cáscara de albaricoque, manzana, avellana o vainilla", nos aclaró el especialista de Almaraes.

En un reciente maridaje, nos comentó Blanco, en el Palacio de los Patos con caviar de Riofrío y el cosecha de Mencal, los especialistas llegados de Rusia o Francia destacaron la idoneidad para el plato por su sabor y la calidad del vino. ¿El secreto? "Los vinos de Granada se distinguen por la altura. Piensa que nuestras cepas están entre 900 y 1.600 metros de altitud y hay grandes cambios de temperatura. Eso hace que podamos alargar la vendimia y si en Jerez tienen que recoger a principios de septiembre, nosotros podemos esperar casi hasta octubre, de manera que la vid interrumpe su maduración y la uva acumula compuestos que después van al vino. Si te fijas, los tintos son mucho más oscuros y es por eso".

El dueño de la bodega Francisco Javier Rodríguez se siente muy orgulloso de su equipo de trabajo en la bodega, con Emilio Fernández como delegado comercial, que fue el artífice de esta cata en La Marimonera, que si allí daban vino en la caseta La Excusa tenía la perfecta ídem para acercarnos a la degustación de choto. Antes tocaba pasar por el Colegio de Médicos que también tenía su tradicional almuerzo. Al final, el choto escapó con vida porque ya se sabe que cuando uno va al médico siempre se entretiene. Personalidades destacadas sin bata blanca en la mesa vip, que tenía el menú de más de 30 euros y en otra esquina, alguna bata de cola y muchos trajes de faralaes en la mesa de colegiados no mediáticos. Había dos menús, como en los hospitales y nos hubiera gustado probar el gazpacho con langostinos que nos sonreía distante. Aún así, no tuvo nada que envidiarle a ése el gazpacho verde de Guillermo Ruiz, de La Alboreá.

"Un día fui a hacer gazpacho y no tenía tomates, así que usé aguacate", explica el inventor de esta variedad, que también tiene mucha mano con el ajoblanco y damos fe. Así de especial o raro es a veces la Corpus de Granada, en el que hay hasta gazpacho verde. Hoy, cita obligada con el concurso de huevos fritos de la caseta El Revuelo a la 1 de la madrugada. Mojo y les cuento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios