Rober renuncia al servicio del Corpus por la inminente huelga de conductores

  • Comité y empresa se reúnen hoy en el Sercla para acercar posturas · El Ayuntamiento de Granada mantendrá esta semana contactos con dos empresas para asegurar el transporte al ferial de la capital

Lo que hace unos días era sólo una posibilidad ha tomado cuerpo. Según explicó ayer el gerente de Transportes Rober, Guillermo Robles, la concesionaria del transporte público de Granada ha comunicado ya por escrito al Ayuntamiento de Granada que renuncia al derecho preferente de prestar el servicio de autobús a la Feria del Corpus. El Ayuntamiento de Granada informó ayer, por su parte, que ya baraja otras dos empresas para que presten ese servicio durante la feria.

Robles explicó que la concesionaria tomó la decisión irrevocable de renunciar al servicio del Corpus, a pesar de quedar reuniones pendientes con el comité de empresa, "para garantizar a los ciudadanos que van a poder ir en transporte público a la feria". Además, la renuncia por escrito implica una serie de perjuicios para Rober, ya que, explicó el gerente de la empresa, "durante el año pasado, transportamos unos 100.000 pasajeros durante la feria", por lo que "se generará una falta de ingresos importante" al rechazar el servicio.

Por su parte, el concejal de Movilidad y Comercio del Ayuntamiento de Granada, José Manuel García-Nieto, informó que el Consistorio sospechaba, a raíz de conversaciones con la empresa que se podía dar esta situación, que algo así podía suceder. García-Nieto defendió que desde el Consistorio "llevábamos un par de semanas considerando otras posibilidades", que han terminado por concretarse en dos empresas que podrían prestar el servicio de Corpus. De hecho, durante esta semana, el concejal y dos técnicos de su departamento se reunirán con "un par de empresas" para que una de ellas se haga cargo del transporte público hasta el ferial del Almanjáyar.

Los requisitos que deberá cumplir esa empresa serán "los mismos que se le exigía a Rober", explicó el concejal, que concretó en que "tenga una capacidad mínima de 80 personas, que salga desde los puntos que ya teníamos aprobados o que tengan vehículos especiales de apoyo para los momentos de mayor afluencia como el mediodía".

Mientras tanto, ambas partes están citadas hoy a las 09.30 horas en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía, Sercla, para acercar unas posturas que en la actualidad parecen demasiado enfrentadas.

El secretario de Organización de la Federación de Transportes de UGT y miembro del comité de empresa de Rober, Manuel Mayas, defendía ayer que los trabajadores acudirán a la reunión "con buena voluntad" aunque al mismo tiempo manifestaba que, debido a la decisión de Rober, "me temo que tendremos poco margen de maniobra".

El principal escollo de la negociación es el incremento salarial. La empresa ofrece un 3,6% de aumento en el marco de un convenio colectivo anual, mientras que los trabajadores consideran que supondría una pérdida de nivel adquisitivo. Según Mayas, durante los últimos cuatro años, los empleados de Rober han sufrido una pérdida de 0,60% respecto a las diferentes subidas del IPC. Por ello, consideran insuficiente la propuesta del 3,6% "cuando el IPC se situó el año pasado en el 4,2%". Además, Mayas aseguró que "una huelga no beneficia a nadie".

Robles, por su parte, defendió ese porcentaje asegurando que también lleva aparejada una "cláusula de revisión salarial". Según manifestó "la propuesta de incremento de los trabajadores comenzó en un 22% y parece que ahora está en un 7 o en un 6,5%" en contraposición a ese 3,6%". Asimismo, lamentó "los problemas que podemos causar a los ciudadanos" con la huelga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios