El novio de la Tarasca cuenta su historia de amor

Comentarios 4

Enrique Cabrera cuenta que es conocido en Granada como 'el novio de la Tarasca'. Desde el primer ayuntamiento democrático, este técnico del área de Cultura del Consistorio de la capital es el encargado de cuidar el centenario maniquí y organizar el desarrollo de La Pública. Aunque también es el responsable de otros desfiles, como la Cabalgata de Reyes, es el recorrido la figura femenina a lomos del dragón la tarea que más ilusión le hace. "Me encanta mi trabajo. Lo disfruto mucho, pero de forma muy especial éste", cuenta Cabrera, quien acompaña a la comitiva por todo el recorrido.

Fue el entonces concejal de Cultura, José Miguel Castillo Higueras, quien le ofreció la posibilidad de hacerse cargo de la restauración de los cabezudos y de la conservación de la Tarasca. "Yo me dedicaba a restaurar los planos antiguos de Granada y buscaba a alguien que se hiciera cargo, y acepté", dice Cabrera, que tiene estudios de artes gráficas.

Él es un apasionado de toda la tradición que rodea a este desfile, de la larga historia que rodea a esta procesión laica que nació en la época de los Reyes Católicos. En las tres décadas que vigila todos sus detalles, la Tarasca ha sumado varios cabezudos a su comitiva. La mayoría son personajes populares de la ciudad vinculados al barrio en el que el nació, el de La Pescadería.

Esta mañana, Cabrera escoltará a la Tarasca por las calles de Granada. "A las ocho se levanta y sale del cuarto donde está escondida". Él la ayudará a vestirse, como es tradición, para acompañarla en su paseo anual y perpetuar su historia de amor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios