Alemania se encomienda a la pizarra de Löw

Ante las bajas y las dificultades de enfrentarse el jueves en semifinales de la Eurocopa a una Francia crecida y ante su público, la selección alemana se encomienda a la pizarra de su entrenador, Joachim Löw. "Él sabe cómo hay que reaccionar en estas situaciones", dijo ayer el delantero Thomas Müller en una rueda de prensa en Evian-les-Bains, en la concentración de Alemania durante el torneo. "No hay partidos mucho más bonitos que este", añadió el futbolista del Bayern Múnich a dos días del duelo en el Stade Velodrome de Marsella.

El mánager de la selección alemana, Oliver Bierhoff, aseguró por su parte que Francia parte con cierta ventaja por varias razones: Les Bleus juegan en casa, tuvieron un gran partido en cuartos de final ante Islandia (5-2) y llegan con menos minutos en las piernas. "Francia es ligeramente favorita", señaló el mánager de una Nationalmannschaf que jugó en cuartos 120 minutos ante Italia antes de superar la ronda en una dramática tanda de penaltis.

Ese partido dejó muy tocada a la selección germana, que perdió por lesión a Mario Gómez y a Sami Khedira y por sanción a Mats Hummels. Además, el capitán, Bastian Schweinsteiger, arrastra molestias en la rodilla y está entre algodones. Por su parte, el central Benedikt Höwedes hizo ayer saltar las alarmas al no entrenarse con el resto de sus compañeros y hacer gimnasio junto a Schweinsteiger. La Federación Alemana de fútbol, no obstante, confía en que el defensa llegue en forma al duelo con Francia y calificó su ausencia como "una medida de precaución".

El entrenamiento de ayer, en el que participaron 16 jugadores de campo y tres porteros, no tuvo mucha carga física y estuvo enfocado a la táctica. La campeona del mundo realizará mañana en Evian-les Bains el último entrenamiento antes de viajar a Marsella para buscar un lugar en la final del domingo. Allí le espera un anfitrión crecido tras su goleada ante Islandia. "Es normal que Francia esté con confianza, está jugando bien y tiene un poderoso ataque. Pero eso no significa que tengamos miedo", destacó Manuel Neuer, que sólo recibió un gol -y de penalti- en toda la Eurocopa.

En la otra punta del campo está Müller, un habitual depredador de área que sin embargo no marcó aún ningún gol en los diez partidos que jugó en la Eurocopa. "Los goles no son mi gasolina, más bien son la pintura del coche", dijo el delantero del Bayern Múnich. "Mi gasolina es conseguir algo importante con este equipo", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios